Escúchenos en línea

«Mel» acusa a EU de invasores, golpistas y pedir asilo a Posada

Tegucigalpa. Proceso Digital. | 28 de Agosto de 2008 a las 00:00
El Presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, arremetió este jueves contra la Embajada de Estados Unidos, a la que acusó de promover golpes de Estado, invasiones e insurrecciones en las naciones de la región y el continente. Además, reveló que al inicio de su gobierno el ex embajador Charles Ford le propuso que le diera asilo político en Honduras al anticastrista Luis Posada Carriles, pero que él se negó rotundamente a hacerlo. El gobernante ofreció las explosivas declaraciones en la comunidad de El Nísperro, Santa Bárbara, a donde se desplazó para inaugurar varias obras de infraestructura. El gobernante exteriorizó su malestar ante las críticas surgidas de diferentes grupos políticos y empresariales por las ofensas vertidas por el Presidente Hugo Chávez durante la firma de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Zelaya defendió a su homólogo venezolano y argumentó que “él solo vino a expresar sus ideas y nosotros debemos respetar sus ideas, por lo menos de mi parte lo que dijo lo comparto”. Enfatizó que él como presidente de Honduras comparte las críticas que se hizo a todo tipo de potencias que pretenden imprimirle órdenes a estas sociedades, “como cuando vino el embajador Charles Ford a pedirme a mi que través de la Cancillería le diera una visa a (Luis) Posada Carriles para Honduras”. Dijo que la petición se le hizo a apenas a ocho días de haber asumido el cargo. “Pregúntenle a Milton Jiménez Puerto (ex canciller de Honduras) que yo le dije que no, que era imposible darle una visa o asilo diplomático cuando era una persona sumamente cuestionada en el mundo por actos terroristas”. El gobernante dijo que Estados Unidos defiende ese tipo de terrorismo y lo defiende. “me consta a mi y por ese tipo de cosas es que nos damos a respetar, es que tenemos posiciones diferentes”. “A mi no van a decir a mi, quien me va venir a contar a Honduras, habrá un hondureño que no sepa que aquí la Embajada (de EE UU) toda la vida ha interferido en golpes de Estado y promovido en toda América Latina invasiones y guerras en otros países”, agregó. Recordó que Honduras fue víctima de la guerra fría en la década de los ochentas cuando desde territorio hondureño se atacaba a Nicaragua con la Contrarrevolución nicaragüense y el país era utilizado para diferentes acciones bélicas para desestabilizar los países vecinos. Zelaya calificó a los empresarios y a otros sectores que lo critican como “sepulcros blanqueados” que ponen una cara ante la sociedad y otra ante el pueblo. “Yo le digo a los empresarios del país que he tenido buenas relaciones con ellos, pero lamento que se estén perdiendo por sus posiciones políticas, porque ellos deben de ponerse a trabajar, a producir más, a exportar; se les han dado todos los privilegios, todas las concesiones, todos los contratos, todas las exoneraciones fiscales que tiene el país para que lo desarrollen, pero vea lo que tenemos: un gran nivel de pobreza en Honduras”. El jefe de gobierno insistió que los cuestionamientos de los empresarios son “injustos, incorrectos e indecentes” y que vez de atacarlo y criticar a los presidentes que viene al país, deberían aumentar los salarios a sus trabajadores, mejorar sus condiciones de vida y subirles el salario mínimo, al igual que lo está haciendo él en el gobierno en este momento. “Ahora que estoy buscando financiamiento para los pobres en el exterior, trayendo presidentes para que me ayuden…..ahora empiezan a criticar, atacar y defender a los amos imperiales que ellos consideran que son sus patrones, yo no solo tengo migas nada más con el pueblo hondureño, con mi conciencia y con Dios”, señaló. Dijo que los empresarios no debe seguir en esa campaña en contra de su gobierno y consideró que se debe de parar “a esos medios de comunicación que sirven de instrumentos para ellos”. En ese sentido, informó que ha girado instrucciones a la Secretaría de Finanzas para ajustar los salarios a todos los trabajadores del gobierno en relación al costo de la vida, es decir, que si algunos burócratas devengan 3,000 lempiras de sueldo al mes, se les incremente a 5,500 lempiras. “Este jueves a todos los empleados públicos le vamos a subir, al costo de la vida, el salario mínimo para darle un ejemplo a los empresarios que hagan los mismo en los diferentes niveles, en la maquila”, apuntó. Zelaya indicó que ha ordenado que las enfermeras, los obreros, los vigilantes, las aseadoras, los conserjes que ganan 3,000 lempiras de salario mínimo que le ajusten a 5,500 lempiras, esos significa un ajuste del 70 por ciento. “Va haber quien diga pero esta es una medida populista, pero es para ser justo con el aumento de costo de vida, especialmente para los más pobres”, subrayó. Por otra parte, señaló que también se instruyó a finanzas para que ubiquen los fondos y las transferencias necesarias para otorgar una ayuda económica mensual a las más de 225 mil familias hondureñas que viven en extrema pobreza en Honduras. “eso es para darle esa satisfacción a mi pueblo”.

Descarga la aplicación

en google play en google play