Escúchenos en línea

Naciones Unidas promueve respuesta contra huracanes

Ciudad Panamá. Agencia DPA. | 9 de Septiembre de 2008 a las 00:00
Representantes de los organismos de Protección Civil del continente americano se reunirán en la capital mexicana, el 10 y 11 de septiembre, para coordinar acciones conjuntas dirigidas al aumento de la capacidad técnica contra desastres, en especial huracanes e inundaciones que azotan al Caribe. Así lo confirmó a DPA el director regional de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), el francés Gerard Gómez, en el marco de la visita oficial que inicia este martes a Panamá el subsecretario general de Naciones Unidas, Sir John Holmes, preocupado por el tema de las catástrofes. Gómez destacó que los gobiernos de México, Canadá y Panamá son los co-organizadores de la reunión sobre Protección Civil, convocada en la capital mexicana, que privilegiará la prevención, debido al aumento en la frecuencia de tormentas con vientos superiores a 100 kilómetros por hora en Mesoamérica y el Caribe. Indicó que los huracanes pueden causar estragos en países pobres, pero también sorpresas en países ricos, como Estados Unidos, que en agosto de 2005 recibió los embates del "Katrina". El fenómeno meteorológico causó la muerte de 1.836 personas, devastación en zonas costeras y daños superiores a los 75.000 millones de dólares. "Para nosotros, lo importante es la preparación de los países y las poblaciones, para responder en forma adecuada ante desastres. Cuando la capacidad en un país afectado es desbordada, la comunidad internacional puede trasladar ayuda necesaria y no recargarlo con ayuda innecesaria", acotó Gómez, al referirse a recientes hechos de desolación que exigen la movilización de recursos. La temporada de huracanes en el Atlántico, al que pertenece el Caribe, se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre, pero el director regional de OCHA sugirió la revisión del concepto de temporada, debido a la complejidad de catástrofes asociadas al cambio climático. Gómez reconoció la crisis generada por las catástrofes, pero elogió la capacidad de movilización territorial en Cuba, un país que ha conseguido evacuar con rapidez a las poblaciones vulnerables, antes de que fuesen golpeadas por los huracanes "Gustav" e "Ike", con pocas semanas de diferencia, lo que ayudó a salvar vidas. Asimismo, insistió en la reducción de los tiempos en el traslado de la ayuda humanitaria (alimentos, agua y medicinas), para evitar que suceda la situación de Myanmar, donde las autoridades birmanas retrasaron la asistencia humanitaria a más de un millón de personas afectadas por el ciclón "Nargis", en mayo de 2008. Gómez resaltó la conciencia en la comunidad internacional para el mejoramiento en la calidad de la atención, a través de un Fondo para Catástrofes, que puede ser liberado en dos días, por un monto de hasta 30 millones de dólares. Por otro lado, abogó por mayor coordinación entre la Federación Internacional de la Cruz Roja, el Programa Mundial de Alimentos, la organización Médicos sin Fronteras, y la Cooperación Española, que dispone en Panamá de un centro de acopio de ayuda humanitaria para Latinoamérica y el Caribe.

Descarga la aplicación

en google play en google play