Escúchenos en línea

La ruta de las flores emerge en turismo ecológico en El Salvador

AFP. Desde Jayúa, El Salvador. | 2 de Octubre de 2006 a las 00:00
Ubicada en una zona de cafetales de altura y con un agradable clima, la denominada Ruta de Las Flores, que pasa por cinco ciudades, emerge como un importante atractivo del llamado turismo ecológico en la región oeste de El Salvador. Caracterizada por los cafetales que bordean la calle de acceso, la Ruta de las Flores une los municipios de Nahuizalco, Salcoatitán, Juayúa, Apaneca y cierra en Concepción de Ataco. La ruta incluye importantes atractivos como las artesanías de madera en Nahuizalco y Salcoatitán, seguidos del festival gastronómico de Juayúa. Apaneca ofrece excelentes restaurantes en un área con clima de altura y culmina el recorrido en Concepción de Ataco, declarado en julio pasado por el ministerio de Turismo como "el pueblo más pintoresco". Para los amantes de la naturaleza, la zona ofrece abundantes ríos y cascadas, además de los llamados "tours de café" que permiten degustar el aromático en los numerosos beneficios que lo procesan. Los fines de semana, el centro de Juayúa, ubicada 74 km al oeste de San Salvador, resulta insuficiente para recibir a miles de personas que llegan a saborear, bajo pequeños toldos, los platos típicos de la región: ancas de rana, conejo, lagarto y culebra "mazacuata". "El festival gastronómico comenzó en 1999 ante la necesidad de incrementar el turismo en Juayúa, tuvo un lento principio, pero ahora hemos llegado a tener un éxito internacional", declaró a la AFP Juan Manuel Somoza, quien coordina el comité de entretenimiento en el parque central de la ciudad. Somoza también se involucra personalmente en las actividades imitando a reconocidas voces como Camilo Sesto, José José, Rafael, Juan Gabriel y Ana Gabriel, entre otros. "Aquí en Joayúa le hemos dado trabajo directo a más de 200 familias y el comercio se ha mejorado también porque llegan decenas de personas de otras partes para vender sus productos", enfatizó. En el parque de Juayúa se pueden observar coloridos trenes, carruajes jalados por caballos o la descapotada "Conga bus", que ofrece a los turistas el recorrido completo por la zona. La cuarta ciudad de la ruta de las Flores, es Apaneca, que en nahuatl significa "río de vientos" y que se caracteriza por el perfume de los cipreses, esparcido por una agradable brisa. "El turismo ha venido a crear empleo de guías, en los beneficios de la zona que producen café de estricta altura y en los restaurantes que tenemos", comentó Lisbet Artero, que tiene una venta de artesanías y el café gourmet que produce en una finca de su propiedad. Cierra la Ruta de las Flores Concepción de Ataco, 70 km al oeste de San Salvador que ganó el concurso de "El pueblo más pintoresco", porque todas sus casas están pintadas de llamativos colores. "Lo más importante de esta zona es que no hay delincuencia, ofrecemos turismo seguro, porque también el turismo sirve para el desarrollo local de nuestros pueblos", declaró a la AFP el coordinador del comité turístico de Ataco, Manuel Sigüenza. El Salvador recibió en 2005 a 1.154.386 turistas, que dejaron ingresos por 644,2 millones de dólares, contra 424,73 millones en 2004. El turismo representa el 3,8% del PIB de El Salvador y la meta es llevarlo en 2014 a 7%.

Descarga la aplicación

en google play en google play