Escúchenos en línea

Suben a 125 los muertos por medicinas contaminas en Panamá

Ciudad Panamá. Acan-Efe. | 24 de Diciembre de 2008 a las 00:00
El panameño Adolfo Nieto murió esta semana por la ingesta de medicinas de la Caja de Seguro Social (CSS) de Panamá contaminadas con dietilenglycol, con lo que ascienden a 125 los fallecidos por envenenamiento desde 2006, informaron este miércoles fuentes oficiales. Un portavoz de la CSS señaló a Acan-Efe que Nieto, quien falleció el martes, estaba en la lista de casos positivos por el envenenamiento y que en la entidad se le dio tratamiento médico. Añadió que a Nieto también se le envió al exterior para otros tratamientos, y que a él y a sus familiares se les indemnizó por parte del Gobierno panameño al comprobarse que resultó contaminado por las medicinas. La situación de este paciente se vio agravada porque cuando ingirió los medicamentos contaminados ya presentaba un cuadro de males crónicos, según la fuente. Familiares de Nieto señalaron a la prensa que éste murió el martes en el Hospital del Seguro Social, en la capital, tras estar padeciendo por más de dos años las secuelas que dejó en su organismo el envenenamiento. En junio pasado, Nieto fue operado de un tumor en la cabeza en Estados Unidos, y en noviembre de este año fue hospitalizado tres semanas por un problema pulmonar, para ser ingresado nuevamente hace dos semanas, de acuerdo con la información. Un portavoz del Ministerio Público (MP) de Panamá confirmó que Nieto es la víctima fatal número 125 por tomar los medicamentos contaminados, de aproximadamente más de 813 casos expedientados, 79 no concluyentes, 71 de afectados, 53 por analizar y 510 negativos. En agosto pasado, la fiscalía especial del MP que investiga el caso, remitió la vista fiscal sobre el mismo a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) con la petición de sobreseer al director de la CSS, René Luciani, y de llamar a juicio al ex jefe de Farmacia de la entidad, Pablo Solís. Todavía no se ha pronunciado la magistrada Esmeralda de Troitiño, de la Sala Penal de la CSJ, a quien le tocó ser la ponente de esta vista fiscal, que también incluye la petición para que la Corte decline su competencia en juzgados de circuito para los restantes 15 imputados. Las primeras muertes por las intoxicaciones se empezaron a registrar en Panamá entre junio y octubre de 2006. Tras un largo proceso de investigación, se determinó que los intoxicados tenían en común que eran pacientes con hipertensión arterial, diabetes e insuficiencia renal tratados con medicamentos de la Caja del Seguro Social, que se retiraron del mercado. Un estudio toxicológico concluyó que los medicamentos estaban contaminados con dietileneglycol, un alcohol para uso industrial que, al parecer, se utilizó como si fuera glicerina para elaborar las medicinas. Por este caso fueron detenidas varias personas, como funcionarios del Seguro y representantes de la empresa importadora panameña, Medicom, que, a su vez, culpa a su proveedora española Rasfer Internacional por entregarle dietileneglycol importado de China en lugar de glicerina pura. Actualmente solo permanece detenido en Panamá Ángel De la Cruz, directivo de Medicom. La fiscalía panameña ha solicitado asistencia judicial para procesar penalmente a los representantes legales de las empresas Fortune Way Company y Taixin Glycerin Factory, que exportaron la glicerina contaminada a España, así como a los de la empresa española Rasfer Internacional S.A.

Descarga la aplicación

en google play en google play