Escúchenos en línea

Guatemaltecos marchan por la Paz

Ciudad Guatemala. Agencia ACAN-EFE. | 11 de Enero de 2009 a las 00:00
Miles de guatemaltecos participaron en una marcha organizada por la iglesia católica, a la que se unió el presidente Álvaro Colom y su esposa, Sandra Torres, para pedir por el fin de la violencia que azota al país. Con pancartas en la que pedían "justicia y paz" y en las que exigían "no más violencia", después de marchar anoche por las principales calles del centro histórico de la capital guatemalteca, los manifestantes confluyeron en la Plaza de la Constitución, en donde fue oficiado un servicio religioso. A ese lugar acudió Colom, quien junto a su esposa y miembros de su gabinete se unieron al clamor social para detener los asesinatos, secuestros, extorsiones y asaltos de que cada día son víctimas los guatemaltecos. El servicio religioso fue encabezado por el arzobispo metropolitano, cardenal Rodolfo Quezada Toruño, quien en un encendido discurso reclamó al gobierno resultados inmediatos en el combate a la violencia, y pidió a la sociedad solidaridad para con las personas que han sido víctimas de este flagelo. "La violencia es anticristiana, antievangélica, antihumana y antiguatemalteca", señaló el prelado. Guatemala, agregó Quezada, se ha convertido en "un baño de sangre" debido al desenfrenado odio y falta de respeto a la vida, por parte de los criminales y sus cómplices. Tras concluir el oficio religioso, el presidente Colom dijo a periodistas que su presencia en el lugar era una muestra de la preocupación y compromiso de su gobierno con el tema de la seguridad. "Participe porque creo que cualquier expresión en busca de la paz y contra la violencia, hay que apoyarla", indicó el gobernante. Según cifras oficiales, durante 2008 se registraron 6.200 asesinatos, en un promedio de 17 muertes violentas diarias, cifras que hacen de Guatemala una de las naciones más violentas de América Latina.

Descarga la aplicación

en google play en google play