Escúchenos en línea

Solidez de bancos panameños ayudará a enfrentar crisis

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 18 de Enero de 2009 a las 00:00
La solidez del sistema bancario nacional, caracterizado por un importante volumen de liquidez, es vista en Panamá como un mecanismo eficaz para contrarrestar los posibles efectos de la crisis financiera internacional. Utilidades en torno a los mil millones de dólares se prevén para el balance del 2008, mientras que en los primeros siete meses de ese año los activos del Centro Bancario Internacional llegaron a 75 mil 138 millones de dólares. Además de bajar el ritmo de crecimiento de la cartera vencida, la banca ha incrementado el nivel de provisiones que permite cubrir estas deudas en mora. En Panamá, el crédito por excelencia se gestiona por parte de la entidad hasta su vencimiento y no se transfiere rápidamente a un tercero para deshacerse del riesgo. Por el contrario, en el sistema prevalece el modelo de negocio que permite una relación muy estrecha con la clientela y coloca los niveles de inversiones en posiciones muy bajas en relación con los créditos. Unido a ello, los depósitos captados del exterior por el sistema bancario panameño alcanzaron en agosto los 12 mil 315 millones de dólares. Según datos de la Superintendencia de Bancos, el 50 por ciento de esa suma procede de América Latina, con Venezuela y Ecuador como los lideres del grupo. Asimismo, el 34 por ciento corresponde a naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en tanto el Caribe aporta el 15 por ciento (mil 850 millones de dólares). También cabe destacar que la inversión extranjera directa en Panamá alcanzó en el primer semestre del 2008 los mil 100 millones de dólares, para un incremento del 32,8 por ciento respecto a igual lapso del ejercicio precedente. La expansión responde en lo fundamental a la actividad en sectores como la construcción, puertos, telefonía celular y proyectos de generación eléctrica, entre otros. Sin embargo, los efectos de la crisis se sentirán en el país, donde se estima que la economia reducirá en el 2009 el ritmo de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Las firmas consultoras Indesa y Deloitte estimaron que el PIB tendrá este año una expansión entre cinco y seis por ciento, unos tres puntos porcentuales menos que las previsiones para el 2008. Similar vaticinio presentó el Centro Nacional de Competitividad de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, con pronósticos de menor actividad en las exportaciones, la zona libre de Colón y el Canal. Unido a ello, se prevé la desaceleración en el sector de la construcción, considerado entre las piezas importantes de la economia nacional. Asimismo, los expertos pronosticaron una caída en las presiones inflacionarias, con opciones de que el Indice de Precios al Consumo (IPC) se sitúe en torno al cinco por ciento en el 2009. En ese contexto, la Comisión Nacional de Valores de Panamá recomendó a los inversionistas actuar con cautela ante la posibilidad de incursionar en operaciones financieras de alto riesgo, realizadas por empresas fuera de regulación. Directivos de ese organismo mencionaron el caso de Colombia, donde las transacciones mediante los esquemas de pirámides han provocado pérdidas importantes a centenares de personas en esa nación. Al respecto, advirtieron que esas operaciones encierran un elevado riesgo pues los inversionistas carecen de mecanismos de protección para sus fondos. Por ello, sugirieron a los clientes conocer de antemano donde colocaran sus capitales y desconfiar de aquellas instituciones que prometen rendimientos elevados en plazos relativamente cortos. Con el inicio del 2009 llegó la noticia de que la filial del banco francés Natixis en Panamá dejará de operar como parte de la decisión de la institución de reducir sus actividades internacionales, en una medida que responde a los efectos de la crisis internacional. La decisión ya fue anunciada a la Superintendencia de Bancos y está relacionada en lo fundamental con la compleja situación económica global, pues los negocios en el país mostraban un comportamiento favorable. Tras poco más de un año de operaciones en el país, Natixis informó sobre recortes de sus actividades en Asia y Estados Unidos, además de dejar a un lado planes de crecimiento en esos destinos y la suspensión de operaciones en Sudamérica.

Descarga la aplicación

en google play en google play