Escúchenos en línea

Contratan adolescentes para asesinar en Guatemala

Ciudad Guatemala. AFP. | 22 de Enero de 2009 a las 00:00
Los adolescentes en Guatemala se han convertido en presa cotizada del crimen organizado para cometer asesinatos a sueldo debido a un vacío legal para enjuiciar a menores de edad. Un reporte de la Policía Nacional Civil afirma que el crimen organizado recluta a adolescentes para asesinar y extorsionar, y destaca que en los primeros 20 días de este año 74 menores han sido detenidos en el país por distintos delitos. "El crimen organizado utiliza menores de edad, según las últimas capturas realizadas en diferentes sectores del país, los cuales son involucrados en hechos delictivos como sicariato, asaltantes de buses, robó de automóviles, portación ilegal de armas y allanamientos ilegales", dice el documento. Explica que ello obedece a que "las leyes guatemaltecas contemplan penas y castigos legales para mayores de 18 años, pero para menores se estipula transgresiones de la ley". "Esto implica que no pueden ser juzgados como una persona adulta y únicamente pueden ser llevados a Centros de Observación de Menores, aun habiendo cometidos delitos de impacto social", lamenta la Policía. Según analistas, los centros juveniles de prevención se han convertido en verdaderas escuelas del crimen y cuando los internos salen de nuevo a las calles han ganado experiencia y vuelven a delinquir o se agrupan con bandas más peligrosas. "Esto nos debería dar vergüenza, los niveles de criminalidad han alcanzado hasta a nuestros niños", reconoció a la prensa la defensora de la Niñez de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Nidia Aguilar. Asimismo, estimó que la poca ocupación de los adolescentes, la desintegración familiar y la falta de atención de los padres hace que el sector juvenil sea más vulnerable para integrar las pandillas o maras, y sea el blanco perfecto del crimen organizado. No obstante, para el director del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos, Mario Minera, la policía debe confirmar que los adolescentes detenidos cometieron algún delito, pues aseguró que ante su incapacidad para frenar la ola de violencia, ahora estigmatiza a la juventud y una captura puede obedecer a que un muchacho tiene un tatuaje en su cuerpo. "La policía está estigmatizando a la juventud como parte de una estrategia y los vincula directamente con el sicariato, pero mejor deberían de combatir los lugares donde opera el crimen organizado y no sólo capturar a los jóvenes", comentó Minera a la AFP. Los adolescentes guatemaltecos no sólo son contratados por delincuentes, también son víctimas del crimen organizado, pues el 37% de las 183 personas secuestradas en 2008 eran menores de edad, según un informe de la PDH. El informe anual de la PDH, presentado el miércoles en el Congreso, asegura que el 2008 fue el año más violento en la historia de Guatemala, al pasar de una media diaria de 16 homicidios en 2007 a más de 17. "El 2008 fue el año más sangriento de nuestra historia, con 6,292 víctimas de homicidio, de las cuales el 11% fueron mujeres", precisa.

Descarga la aplicación

en google play en google play