Escúchenos en línea

Una víctima mortal, dos heridos y 80 panameños afectados

Ciudad Panamá. Acan-efe. | 6 de Febrero de 2009 a las 00:00
Al menos un muerto, dos heridos, 80 personas afectadas y más de medio centenar de viviendas con daños parciales es el último resultado de las lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra que sufren cuatro provincias panameñas, informó este viernes una fuente oficial. El director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) de Panamá, Luis Francisco Sucre, actualizó su informe y dijo que se añade el dato de la primera víctima fatal en la provincia de Bocas del Toro: Julia Serrano Becker, de 50 años de edad. Beker murió ahogada cuando el bote en que viajaba zozobró en el área Comarcal de la etnia Ngobe Buglé de Río Caña, mientras que por un deslizamiento de tierra entre la carretera que conduce desde la provincia de Chiriquí hacia la comunidad de Chiriquí Grande, en Bocas del Toro, resulto herido Alberto Abrante. Añadió que se han registrado crecidas de ríos en las tierras altas de la provincia de Chiriquí, como en Boquete y Cerro Punta, y aunque no hubo afectaciones importantes de viviendas, se efectuó la evacuación preventiva de unas 24 familias. En David, cabecera de Chiriquí, 42 viviendas resultaron afectadas con desprendimientos de techo por fuertes vientos, indicó Sucre. El río Caldera, que en noviembre pasado causó estragos en Boquete por su desbordamiento, volvió a tener una crecida. También se tiene informes de un herido grave al caerle un árbol encima en Cerro Punta por los fuertes vientos. Por el aumento del caudal del Río Fonseca, en la Comarca Ngobe Buglé, en Soloy, Chiriquí, una familia indígena de 4 adultos y 3 menores quedarán atrapadas y fueron rescatadas por personal de SINAPROC. También en Bocas del Toro hubo deslizamientos de tierra y obstrucción de la carretera en el distrito de Chiriquí Grande, y el río Guabo ubicado en el Corregimiento de Miramar, distrito de Chiriquí Grande, y el Río Sixaola en la localidad de Guabito, Sector de La Mesa, están desbordados en la frontera con Costa Rica. En la carretera que une a Chiriquí con Bocas del Toro se dieron unos cuatro deslizamientos entre el kilómetro 66 y 68, ocasionando que 15 automóviles y 65 personas quedaran aisladas momentáneamente. En La Mesa y Chiriquí Grande, en Bocas del Toro, se evacuó preventivamente a 30 familias, mientras que en Colón, al norte de la capital, al menos 10 viviendas y 14 personas resultaron afectadas por las inundaciones. Las lluvias igualmente han afectado la provincia de Veraguas, donde el desbordamiento del río Santa María trajo por consecuencia una evacuación de 15 personas y pérdidas en el sector agrícola. El Centro de Operaciones de Emergencia del Sinaproc señaló que este mal tiempo es consecuencia de una vaguada frontal en superficie que interactúa con el influjo frío de los niveles altos localizado en la vertiente del Caribe. Sucre indicó que el departamento de hidrometeorología de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA) reportó de que este fenómeno se mantendrá las próximas 36 horas, por lo que el personal de rescate y emergencia, voluntarios y personal administrativo del Sinaproc se encuentran en "alerta verde", manteniendo las medidas de prevención establecidas en la misma. Desde el martes pasado rige una "alerta verde" de prevención de 72 horas declarada por el Sinaproc, para las provincias panameñas de Bocas del Toro, Chiriquí (Tierras Altas) y Norte de Veraguas. En noviembre pasado, cuatro días de lluvias e inundaciones en las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, fronterizas con Costa Rica, dejaron al menos siete muertos, más de 30.000 damnificados, 7.700 refugiados en albergues y daños en carreteras y puentes.

Descarga la aplicación

en google play en google play