Escúchenos en línea

EEUU eliminó a Torrijos para impedir un canal japonés

Ciudad Panamá. Agencia AFP. | 21 de Febrero de 2009 a las 00:00
Estados Unidos tuvo responsabilidad en la muerte del general y gobernante de facto panameño Omar Torrijos en 1981, pues buscaba impedir la construcción de un canal interoceánico japonés en Panamá, asegura un libro de un experto panameño en derecho internacional, próximo a ser publicado. La misma motivación, la de evitar un canal más moderno dominado por japoneses, tuvo Estados Unidos casi una década más tarde al invadir Panamá para derrocar y detener al general Manuel Noriega, asegura el libro del catedrático Julio Yao. "Estados Unidos eliminó a Torrijos y a Noriega para que los japoneses no controlaran un nuevo Canal de Panamá", dijo Yao a la AFP, cuyo libro, si bien está terminado y próximo a ser publicado, aún no tiene título definitivo. El general Torrijos, quien firmó en 1977 junto al presidente estadounidense Jimmy Carter los tratados que entregarían la soberanía del Canal a Panamá a fines de 1999, murió en 1981 cuando el avión DeHavilland Twin Otter que lo trasladaba se perdió y cayó misteriosamente en una tormenta. Luego de su muerte, el poder quedó en manos del general Noriega, hasta que fue derrocado en 1989 por la invasión estadounidense. "Estados Unidos ha demostrado históricamente hacer todo lo que sea necesario para mantener el monopolio o el control sobre la ruta interoceánica", expresó Yao. Dijo que para los norteamericanos el Caribe "es el Mare Nostrum de Estados Unidos", como el Mediterráneo para los romanos en la antigüedad. Según el autor, el supuesto interés de los japoneses por un canal en Panamá se remontaría a finales de los años 70, cuando surgió la idea de transportar por barco petróleo de Alaska hacia la costa este de Estados Unidos, a través de una nueva vía interoceánica en Panamá más ancha y sin esclusas. "Torrijos se interesa por esa idea y comienza a ver a Japón, porque no quería que Estados Unidos estuviera de nuevo involucrado en Panamá. En el fondo se trataba de una aspiración a la independencia en materia canalera", dijo Yao. Las supuestas negociaciones con los nipones las empezó Torrijos y las continuó Noriega, y como parte de ellas los japoneses "se afincaron en Panamá y aquí plantaron sus intereses capitales para toda la región". "Un canal financiado y operado por Japón, que por aquel entonces tenía un enorme auge comercial y económico", indicó Yao, quien fue asesor de la cancillería panameña en las negociaciones de los Tratados Carter-Torrijos. Un canal "no solamente le daría (a Japón) un enorme prestigio si no que podría significar que los peajes fuesen decididos en su beneficio y no necesariamente de Estados Unidos", agregó. El interés de Japón que, según Yao, era el país que en esos años tenía más dinero depositado en bancos panameños, despertó el recelo y suspicacias de Estados Unidos. Según Yao, en esa época "comienzan a ocurrirle cosas extrañas a los japoneses en Centroamérica y Panamá", como secuestros, asesinatos sin resolver, entre otros incidentes, que afectaron incluso a sus diplomáticos. Yao expresó que Moisés Torrijos, hermano del general, "contrató una investigación privada sobre su muerte que comprobó que al general Torrijos lo asesinó la agencia de inteligencia de Estados Unidos". Respecto a Noriega, dijo que los objetivos de la política estadounidense hacia el militar panameño eran "eliminar los Tratados del Canal suscritos por Jimmy Carter y Omar Torrijos e impedir que Japón controlase el nuevo Canal". Yao asegura tener una de las siete únicas copias de un documento clasificado del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, fechado en abril de 1986, que dice eso. El proyecto contemplaba que el nuevo canal sería construido 19 km al oeste del actual y costaría hasta 30.000 millones de dólares. Sería una vía más ancha y sin esclusas, lo que permitiría el cruce de los grandes buques pospanamax japoneses.

Descarga la aplicación

en google play en google play