Escúchenos en línea

Abuso sexual de niños y violencia contra mujeres persisten en CA

Washington. Efe. | 25 de Febrero de 2009 a las 00:00
La violencia doméstica contra mujeres, los abusos contra la infancia, los delitos sexuales así como la corrupción de fuerzas de seguridad y de funcionarios gubernamentales plagan los países centroamericanos y Panamá, según el último informe de derechos humanos de Washington. En muchos casos, los datos recogidos en el informe sobre derechos humanos del Departamento de Estado, dado a conocer hoy, son idénticos a los reflejados en documentos de años pasados, especialmente en lo referente a los abusos contra mujeres y niños. COSTA RICA En Costa Rica, la violencia doméstica contra mujeres y niños fue uno de los problemas más graves y los calificó de "un problema en crecimiento de la sociedad". La explotación sexual de menores se mantuvo en el país. "Los niños de la calle en las áreas urbanas de San José, Limón y Puntarenas estaban particularmente en riesgo". Relacionado con este problema fue el tráfico humano, especialmente para la prostitución de menores. El Salvador El informe señala que en El Salvador "la violencia contra mujeres, incluida la violencia doméstica, fue un problema extendido y grave" y que de hecho las denuncias aumentaron del 2007 (5.906) al 2008 (6.051). Igualmente, el abuso infantil estuvo extendido, con 1.114 casos denunciados, incluidos 192 casos de abusos sexuales. También, el Departamento de Estado refleja que aunque las leyes prohíben el empleo de niños menores de 14 años, "el trabajo infantil siguió siendo un problema extendido y grave", especialmente en plantaciones de café y azúcar, pesca y producción de fuegos artificiales. Otro problema identificado en el país son las condiciones de las cárceles ("duras y peligrosas"), especialmente por el hacinamiento y las actividades de las bandas. Guatemala De forma similar, en Guatemala los abusos físicos y sexuales contra mujeres y jóvenes en las cárceles del país "fue un grave problema". Además de la violencia contra mujeres y niños, el informe recoge la gravedad de la corrupción e inmunidad de las fuerzas de seguridad guatemaltecas. "Hubo acusaciones creíbles de la implicación de agentes de policía y algunas unidades de policía en actividades criminales, incluidos violaciones, asesinatos y secuestros". Sin embargo, el gobierno no investigó y dejó sin castigar "los asesinatos extrajudiciales cometidos por las fuerzas de seguridad". En Guatemala también "la corrupción del Gobierno fue percibida de forma extendida como un grave problema". El informe recuerda que el antiguo presidente Alfonso Portillo, el ex vicepresidente Reyes López y otros altos funcionarios de pasados gobiernos están siendo investigados por corrupción. Honduras En Honduras, "la corrupción y la impunidad fueron graves problemas en el seno de las fuerzas de seguridad". El país también sufrió de grandes dosis de "violencia de bandas e intimidación, especialmente en el transporte público". Quizás uno de los problemas más graves del país centroamericano fue el sistema judicial debido a los prolongados periodos de detención de acusados que esperan juicio. "Aproximadamente el 53 por ciento de la población penal esperaba juicio", explicó el informe. Como en los otros países de la región, "el abuso infantil fue un grave problema". Otro aspecto del país fue las graves discriminaciones laborales por motivo de edad. Nicaragua En Nicaragua, el Departamento de Estado presta especial atención a que "las ONG informaron que el tráfico de personas fue un problema en aumento y grave" y que el país "fue el origen de mujeres y niños traficados para la explotación sexual a áreas turísticas de El Salvador, Guatemala, Honduras y Costa Rica". "Las víctimas también fueron traficadas de forma interna, principalmente de áreas pobres de Managua". Panamá En Panamá, uno de los principales problemas fue los prolongados periodos de detención a la espera de juicio. "De acuerdo a estadísticas gubernamentales, aproximadamente el 57 por ciento de los prisioneros" estaban a la espera de juicio. También en Panamá, la violencia doméstica "siguió siendo un grave problema". Entre enero y agosto se denunciaron 1.212 casos de violencia doméstica y 436 casos de violaciones.

Descarga la aplicación

en google play en google play