Escúchenos en línea

Economistas cuestionan estadísticas de empleo en Costa Rica

San José. PL. | 26 de Febrero de 2009 a las 00:00
Aunque estadísticas gubernamentales señalan una ligera mejoría del empleo a inicios de 2009, economistas costarricenses sostienen que la tendencia anual será adversa y cuestionan datos oficiales. De acuerdo con la Dirección Actuarial de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), en enero fueron abiertos 12 mil 160 puestos de trabajo, pero especialistas consultados evalúan el incremento de transitorio, advierte este jueves el diario nacional La Prensa Libre. "Podríamos decir que esto es flor de un mes", dijo una de las entrevistadas, la economista de la Universidad Nacional, Roxana Morales. Según opinó, el incremento anunciado parte de una comparación con diciembre de 2008, pero debería considerarse que numerosas empresas, universidades y entidades, tanto públicas como privadas, cerraron contratos durante el último trimestre del año. Entre los empleos informados ahora, explicó Morales, están los recontratos realizados en enero y a principios de febrero, pero "esto no quiere decir que se estén abriendo nuevas plazas", señaló. Los registros de CCSS indican que durante el último trimestre de 2008 fueron suprimidos 18 mil empleos, 11 mil de ellos en el sector de las construcciones, uno de los más golpeados por la crisis económica actual. Hay también descensos importantes en otras ramas, entre ellas la agricultura, industrias manufactureras y transporte. Cálculos de otros economistas estiman que el desempleo aumentará este año en Costa Rica en aproximadamente 6,5 por ciento. En medio de ese contexto, el director de la Asociación de Empresas de Zonas Francas (AZOFRAS), solicitó al Ministerio de Trabajo acelerar los trámites que autoricen a algunas compañías reajustar y "flexibilizar" temporalmente las jornadas laborales, reporta la versión digital del diario La Nación. Al decir de expertos, la petición coloca como prioridad el interés de maximizar las ganancias; por tanto, cuando esos ingresos peligran o descienden, entonces la lógica del capital exige rápidas soluciones a cuenta de los trabajadores. En las 247 empresas de zonas francas laboran 50 mil costarricenses y el año pasado el régimen perdió tres mil 500 empleos, principalmente por el cierre de textileras, reseña La Nación. Para muchos, la economía de Costa Rica podría ir de mal para peor debido a sus dependencias estructurales con la de Estados Unidos, por donde comenzó la actual crisis financiera internacional. No obstante, dirigentes gubernamentales prefieren hablar tan solo de recesión y se muestran optimistas por las posibilidades de encarar el difícil panorama.

Descarga la aplicación

en google play en google play