Escúchenos en línea

Tico de dos años pierde riñón e hígado por golpes de padres

San José. Acan-efe. | 4 de Marzo de 2009 a las 00:00
Un niño costarricense de apenas dos años de edad perdió un riñón y parte del hígado debido a los golpes propinados por sus padres, informó este miércoles la prensa local. El menor, que vivía con su madre y padrastro en una humilde casa en el Pacífico Central, fue internado el pasado jueves en el hospital de Quepos 190 kilómetros al sur de San José), después de que vecinos llamaran una ambulancia al percatarse de su mal estado. Por la gravedad de sus heridas debió ser trasladado al Hospital Nacional de Niños, en San José, donde las autoridades han confirmado que al niño debieron extirparle el riñón derecho y parte del hígado, pero que además el pequeño sufre de anemia y sus pulmones tiene marcas de golpes severos. El director del hospital, Rodolfo Hernández, declaró que la vida del niño está muy comprometida a causa de las fuertes agresiones de las que fue víctima. Los vecinos de la pareja explicaron a la prensa que siempre veían a la madre del niño, de 23 años, pegarle al menor y a su hermano de apenas ocho meses. Por esta razón el Patronato Nacional de la Infancia (Pani), rescató al otro niño, quien también presentaba golpes en las mejillas y una herida en una oreja. La pareja agresora fue detenida el lunes por la noche, pues aunque se esperaba arrestarlos este miércoles, ante la gravedad de los hechos, los vecinos de la zona trataron de tomar represalias contra ellos y la policía debió protegerlos. Mientras tanto, el niño se debate entre la vida y la muerte. "Su condición es delicada. Este es uno de los casos más graves que hemos atendido en los últimos años", lamentó Hernández. Costa Rica cuenta con una ley que prohíbe el castigo físico a menores de edad, sin embargo, no establece penas para los infractores.

Descarga la aplicación

en google play en google play