Escúchenos en línea

Aplican antídoto para evitar más muertes por veneno en Panamá

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 12 de Octubre de 2006 a las 00:00
Las autoridades sanitarias panameñas informaron este jueves que ya tienen el antídoto del Dietileneglycol, una sustancia venenosa hallada en un jarabe para la tos recetado a los pacientes afectados por un síndrome que ha provocado 21 muertes. El Ministerio de Salud (MINSA) y la Caja de Seguro Social (CSS) de Panamá señalaron en un comunicado que el antídoto, conocido como Fomepizole, se empezó a usar "de forma inmediata" en los pacientes afectados por este síndrome. El miércoles se detectaron muestras del Dietileneglycol, un solvente industrial que se utiliza en el enfriamiento de radiadores de vehículos, en muestras tomadas a un lote de un jarabe sin azúcar para la tos que elabora el laboratorio de producción de la CSS, que ha sido cerrado temporalmente como parte de las pesquisas. En mayo pasado se produjo el último lote del jarabe, por 100.000 unidades, de las cuales el 80 por ciento fue distribuido en todo el país, de acuerdo con las autoridades de la CSS. Las investigaciones, a cargo de una comisión multidisciplinaria y con el apoyo del Centro de Control de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) de EEUU y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), buscan determinar la causa del síndrome de insuficiencia renal aguda inespecífica. Como medida de prevención y temporalmente, se retiró del mercado local y del sistema de salud del jarabe sin azúcar, al igual que ocurrió el viernes pasado con el medicamento Lisinopril Normon (fabricado en España), hasta que se concluyan las investigaciones. El MINSA y la CSS también prohibieron el consumo de otros productos elaborados en el laboratorio de la entidad de seguridad social como el Guayacolato de Glicerilo, Teofilina, Complejo B, Paracetamol, Dextrometorfano y Difenihidramina. Estos medicamentos serán reemplazados por otros esenciales, cuya compra ha sido autorizada por la junta directiva de la CSS. El fiscal auxiliar, Luis Martínez, a cargo de las investigaciones por parte del Ministerio Público recorrió este jueves las instalaciones del laboratorio para recoger muestras de los productos elaborados allí y que pudieran estar contaminados con el tóxico. Entre las muestras para ser analizadas también están los envases. Las pruebas serán analizadas por el Instituto de Medicina Legal y habrá que esperar estos resultados, según Martínez, quien aclaró que todavía es prematuro decir ante qué tipo de delito se está. El procurador general de la Nación encargado, Rigoberto González, dijo que aún no se puede formular cargos, hasta que no se determine si hubo participación culposa o dolosa en el hecho y la forma en que apareció la sustancia venenosa en laboratorio de la CSS. Expertos del MINSA y de la CSS, así como del CDC y de la OPS, por su parte, siguen con sus investigaciones científicas sobre las materias primas que se usan en el laboratorio del Seguro Social. El laboratorio, creado en 1969, utiliza 64 materias primas en la elaboración de 24 productos, 4 de los cuales son jarabes, según el director de la CSS, René Luciani, quien lamentó que no se pudiera identificar rápido la presencia del Dietileneglycol en el expectorante. Luciani pidió a los asegurados mantener la tranquilidad y afirmó que en las investigaciones "se examinarán todas las posibilidades" que dieron origen a este problema y la alteración del producto, sea un error humano o un acto criminal. El síndrome ha provocado al menos 44 casos y la muerte de 21 personas, la mayoría en las dos últimas semanas de septiembre pasado. Sus principales manifestaciones son problemas urinarios, náuseas, diarrea y vómitos, en pacientes de diabetes, insuficiencia renal e hipertensión arterial, con edades superiores a los 60 años.

Descarga la aplicación

en google play en google play