Escúchenos en línea

Visita de Biden catapulta afán de liderazgo de Arias en CA

San José. AFP. | 14 de Marzo de 2009 a las 00:00
La visita del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Costa Rica a finales de marzo catapulta el afán de liderazgo del presidente Oscar Arias en la región centroamericana, veinte años después de su papel central en los acuerdos de paz. "Creo que sí podemos ser interlocutor. Así fue hace 20 años y lo podemos hacer ahora", dijo Arias al hacer el anuncio el jueves de la visita de Biden a Costa Rica, los días 29 y 30 de marzo, en su regreso de un viaje a Chile, los dos primeros países de Latinoamérica que visita un alto funcionario de la nueva administración de Barack Obama. Arias se refería a su papel de promotor -durante su primer gobierno- de los Acuerdos de Paz de Esquipulas, firmados en agosto de 1987 y que le valieron el premio Nobel de la Paz, en 1988, abriendo el proceso a la pacificación de El Salvador, Guatemala y Nicaragua. Veinte años después, la decisión de la nueva administración estadounidense de elegir Costa Rica para el primer viaje de un funcionario de la importancia de Biden no es casual, aseguran los analistas. Según Constantino Urcuyo, "Costa Rica es el punto focal de apoyo que les queda a los estadounidenses" en esta región, en la que países como Nicaragua y Honduras se han adherido a la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) del presidente venezolano Hugo Chávez, y en El Salvador y Panamá podría ganar la izquierda en los comicios de este domingo y del próximo 3 de mayo, respectivamente. Arias ha invitado a sus colegas de la región, incluido Belice, para que acudan a San José, el 30 de marzo, a reunirse con Biden para discutir la agenda regional de la nueva administración estadounidense. Un gesto, por otra parte, habitual cuando altos mandatarios de un país importante visitan algún país centroamericano. Biden utilizará esta reunión para recabar información de los líderes de la región previo a la V Cumbre de las Américas, que se llevará a cabo del 17 al 19 de abril en Trinidad y Tobago. Pero de ahí a que Arias pueda auparse como el interlocutor de la región y asumir un liderazgo queda lejos, considera Daniel Matul, co-director del Observatorio de Política Exterior de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica. "Costa Rica es ahora en Centroamérica la mejor opción para el diálogo o puente de entrada de Estados Unidos", ya que es el país "más cercano con el que podrían tener mayores afinidades, lo que dice mucho del país, pero sería una apuesta arriesgada" de Arias querer asumir un liderazgo, dijo Matul a la AFP. El presidente costarricense, acusado por muchos interlocutores regionales de "arrogante" y de atribuirse todo el mérito de la pacificación en Centroamérica, cuenta con muchas resistencias en la región, tanto políticas como personales. Empezando por su vecino nicaragüense, el líder sandinista Daniel Ortega, con cuyo país mantiene un diferendo sobre el derecho a la navegación en aguas del fronterizo río San Juan, que dirime actualmente la Corte Internacional de Justicia de La Haya. La negativa de Costa Rica a formar parte de las instituciones de integración centroamericanas como el Parlamento Centroamericano o la Corte Centroamericana de Justicia tampoco contribuye a las pretensiones de Arias, recuerdan los analistas.

Descarga la aplicación

en google play en google play