Escúchenos en línea

Abierta polémica sobre soluciones al empleo en Costa Rica

San José. PL. | 16 de Marzo de 2009 a las 00:00
Empresarios costarricenses promueven un proyecto de Ley para proteger el empleo en momentos de crisis; pero el texto recibe la crítica de diputados quienes avizoran más perjuicios para los trabajadores, destaca este lunes la prensa local. Aunque la propuesta llegó al Congreso con la rúbrica de cuatro jefes de fracción y de los diputados independientes, algunos aceptan que el apoyo a la iniciativa aún carece de seguridad, señaló el diario La Prensa Libre. Parlamentarios como Lorena Vásquez, del Partido Unidad Social Cristiana, y Luis Barrantes, del Movimiento Libertario, observaron la conveniencia de discutir el documento, "si bien a priori no puede definirse una posición a favor o en contra", citó el periódico. Otros diputados ya expresaron claramente su objeción, teniendo en cuenta que la propuesta de norma jurídica significará reducir la jornada laboral y los ingresos de los trabajadores. Para el congresista por el Frente Amplio, José Merino, resulta injusto que los empresarios en el momento de tomar decisiones, "tiendan a cortar por lo más delgado". El texto, estructurado por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep), propone reducir la jornada laboral hasta en un tercio y por consiguiente el salario de manera proporcional. Concibe igualmente la prohibición de horas extras y que todas las medidas incluidas en el documento se apliquen por un plazo de hasta seis meses, con carácter prorrogable mediante decreto ejecutivo. Para la legisladora socialcristiana, Lorena Vásquez, lo "fundamental es que los trabajadores tengan una opción" en la actual situación de crisis, indicó La Prensa Libre en su versión electrónica de este lunes. Pero parlamentarios como Merino apreciaron que la propuesta "en lugar de ayudar y estimular a los empleados, quiere que estos paguen" para enfrentar los efectos de la crisis económica. Primero, opinó, los patronos deberían agotar todas las posibilidades, incluso se podría dar un incentivo fiscal por parte del Estado. Reducir jornada o el despido si los trabajadores opuestos al ajuste, evidencia que "las empresas no quieren sacrificios de su parte", consideró el diputado.

Descarga la aplicación

en google play en google play