Escúchenos en línea

Encuentran 44 nuevas especies de aves que habitan en Costa Rica

San José. Acan-efe. | 17 de Marzo de 2009 a las 00:00
Ornitólogos costarricenses encontraron 44 nuevas especies de aves que habitan en el país, 37 de las cuales viven en la costa del Pacífico y otras siete en el Caribe, informó este martes la organización internacional Audubon Society. Los descubrimientos se dieron en el marco del "Conteo Navideño de Aves 2008", realizado en diciembre pasado en varios puntos del país centroamericano. Entre las nuevas aves avistada en el Pacífico destacan, entre otras, el pato criollo, cerceta aliazul, pato de agua, alcatraz, gavilán valdivia, chorlito gris, pazaga puntiamarilla y elegante, perico frentirrojo, lechucita neotropical, tirano occidental, pájaro campana, jilguero, yigüirro de montaña, detalla un comunicado. Por su parte, los científicos encontraron en el Caribe especies como gavilán bicolor, colibrí garganta de rubí y mosca, yigüirro collarejo, reinita tigrina y cabecigualda y purisco, después de varios años de no encontrar nuevas especies en esta zona. Los conteos de aves, que se realizan cada diciembre a lo largo de todo el continente americano auspiciados por Audubon Society, reunieron en Costa Rica a más de cien personas entre ornitólogos, guías turísticos y amantes de las aves en general, para monitorear el estatus y distribución de las poblaciones y conocer mejor el comportamiento de las especies que realizan migraciones. En el Caribe costarricense los especialistas observaron un total 397 especies y 9.211 individuos, mientras que en el Pacífico se contaron 310 especies y 5.130 individuos, detalló la empresa Teleféricos del Bosque Lluvioso, sede de ambos conteos. "De acuerdo con los resultados del conteo en el Atlántico, el ave más observada fue el golondrón con 354 individuos, mientras que el sondeo del Pacífico reveló que la especie más numerosa es el alcatraz o pelícano pardo con 265 individuos", añade el comunicado. El Conteo Navideño de Aves figura como uno de los eventos más importantes a nivel educativo y científico América, ya que reúne a amantes de estos animales y destaca la importancia de conservar los diferentes hábitats, especialmente las áreas boscosas. Este evento reúne cada año alrededor de 50.000 observadores de aves en 2.000 puntos del continente americano. Se trata de una tradición que inició en el año 1.900, cuando el ornitólogo Frank Chapman, hizo un llamado para acabar con la masacre de aves que se hacía en las fiestas navideñas. "Muchas de nuestras aves se encuentran amenazadas o en peligro de extinción y haber contado con miles de ojos en sitios estratégicamente determinados durante este conteo nos generó importante y valiosa información para los esfuerzos de conservación", afirmó Carlos Manuel Rodríguez, ex ministro de Ambiente de Costa Rica, y vicepresidente Regional de Conservation International.

Descarga la aplicación

en google play en google play