Escúchenos en línea

Empresas ticas invierten en reciclar y tecnologías verdes

Puntarenas. AFP. | 21 de Marzo de 2009 a las 00:00
La política ambiental del presidente costarricense Oscar Arias, quien busca liderar la lucha mundial contra el calentamiento global, está encontrando eco en el sector productivo de su país, que comenzó a invertir en reciclaje y procesos menos contaminantes. Con una inversión de siete millones de dólares, una empresa enlatadora de pescados y mariscos construyó una planta de tratamiento para purificar el agua que utiliza en su proceso productivo. La nueva planta emplea millones de "micro-burbujas" para degradar desechos orgánicos y generar biogás, que aporta parte de la energía a esta empresa de conservas situada en Puntarenas, el principal puerto pacífico de Costa Rica. La planta purificadora de agua de "Sardimar", una de las mayores productoras de pescados y mariscos enlatados de Centroamérica, fue inaugurada el viernes por el presidente Oscar Arias, quien fustigó a las potencias por rezagarse en la cruzada contra el calentamiento global. "China, Estados Unidos, India, no tienen la responsabilidad que Costa Rica está asumiendo", dijo Arias, al destacar que su país es el primero que se ha propuesto llegar a ser "carbono neutral" en 2021. Ser "carbono neutral" implica que el país no contribuirá al calentamiento, porque no emitirá gases de efecto invernadero (carbono) o bien compensará, mediante forestación, los que produzca. "No hay ningún país entre los 200 que habitan este planeta que tengan la meta de ser carbono neutrales en 2021. Los escandinavos (pioneros en protección ambiental) se proponen serlo en 2040", expresó Arias. En esta planta el tratamiento purificador comienza cuando las aguas con desechos de pescados llegan a un pozo, desde el cual son llevadas a 'tamices' que separan los sólidos. "Las grasas y los sólidos pasan a las unidades de separación por flotación con aire disuelto, donde son separadas por el agua por la acción de millones de micro-burbujas. Aquí los residuos se dividen en lodo primario y agua sin tratar", explicó una portavoz de la empresa. El lodo pasa luego por un "digestor anaeróbico de lodos" para un "periodo de digestión que va entre los 25 y 40 días y durante el cual el lodo se degrada y produce biogás", agregó. Una vez depuradas, las aguas vuelven a la red pública y sirven para riego. Esta empresa, que usa 1.600 metros cúbicos de agua al día, decidió invertir en tecnología verde consciente de que muchos clientes de Europa y Norteamérica sólo adquieren productos elaborados en procesos ambientalmente limpios. "Algunos clientes en Alemania, por ejemplo, lo primero que hacen es averiguar (en internet) la política ambiental y laboral" de los productos que consumen, dijo el gerente general de la compañía, Tomás Gilmore. Otras empresas, incluidos productores de piñas, también están incorporando procesos ecológicos, en un país donde este cultivo ha sido acusado de dañar el ambiente y contaminar ríos. La finca "Corsicana", de 1.100 hectáreas y situada en el noreste del país, inició el primer cultivo orgánico de piñas hace algún tiempo y ahora es seguida por otros productores de la fruta. En tanto, el Banco Nacional (estatal) pidió la asesoría de una universidad para diseñar procesos internos verdes y apoyar el esfuerzo de que Costa Rica sea "carbono neutral" en 2021. Cumplir esta meta "es equivalente a la abolición del ejército" de Costa Rica en 1948, suele repetir el mandatario y Premio Nobel de la Paz.

Descarga la aplicación

en google play en google play