Escúchenos en línea

Otra muerte por envenenamiento masivo por tóxico en Panamá

Ciudad Panamá. Acan-efe. | 25 de Abril de 2009 a las 00:00
Una mujer se convirtió este sábado en una nueva víctima mortal por el consumo de medicinas de la Caja de Seguro Social (CSS) de Panamá contaminadas con el tóxico dietileneglicol en 2006, informaron sus familiares. La muerte de Raquel Díaz, de 74 años de edad, se registró en la madrugada de este sábado, según dijo a la televisión local su esposo, Adilio Díaz, quien narró que a su cónyuge "le faltó la respiración" y falleció en sus brazos. La anciana padecía diversos malestares y sus órganos vitales habían sido afectados tras beber uno de los jarabes contaminados que produjeron un envenenamiento masivo entre los pacientes que también consumieron estos medicamentos. El esposo de la hoy occisa indicó que siempre estuvo a su lado "dándole aliento y apoyo", y ahora espera que el Gobierno siga atendiendo a los afectados y que este envenenamiento "no vuelva a ocurrir". "Es muy triste perder a un familiar, sabiendo que ha sido por una negligencia" en la elaboración de las medicinas por la CSS, recalcó Adilio Díaz. La muerte de Raquel Díaz es la cuarta que se produce este año por las medicinas contaminadas con el dietileneglicol. El Gobierno panameño reconoce más de 100 personas fallecidas por las medicinas contaminadas con dietileneglicol y 108 afectados, mientras que el Comité de Familiares de Pacientes por el Derecho a la Salud y la Vida, que representa a los familiares de las víctimas y sobrevivientes, asegura que son varios centenares los muertos. El escándalo estalló en 2006, cuando se descubrieron numerosas muertes entre pacientes del Seguro Social de Panamá que habían consumido medicinas que contenían dietileneglicol -no apto para el consumo humano- en lugar de glicerina pura, que era el componente correcto. De acuerdo con las investigaciones, el dietileneglicol fue traído desde China a pedido de la empresa española Rasfer Internacional, que a su vez lo reexportó a la panameña Medicom, proveedora de la CSS. En Panamá sólo permanece detenido Ángel de la Cruz, directivo de Medicom. El Comité de Familiares de Pacientes exige que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Panamá, que tiene el expediente del caso, lo devuelva al Ministerio Público (MP) para ampliar la investigación y lograr el reconocimiento de otras personas que han sido afectadas por el envenenamiento. La magistrada que lleva el caso, Esmeralda de Troitiño, dijo que esta solicitud de regresar el expediente dilataría más la situación de las víctimas.

Descarga la aplicación

en google play en google play