Escúchenos en línea

Arias sólo espera hablar con Zelaya para confirmar mediación

San José. EFE. | 7 de Julio de 2009 a las 00:00
El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, afirmó este martes que solo está a la espera de conversar con el depuesto mandatario de Honduras, Manuel Zelaya, para confirmar oficialmente su papel como mediador en la crisis política que atraviesa ese país. Poco antes de que la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunciara que Arias será el mediador en el conflicto político hondureño, el mandatario costarricense confirmó en una rueda de prensa su disposición para facilitar un diálogo entre las partes. "Es muy honroso para mí a en lo personal y para Costa Rica poder ayudar a solventar el conflicto que se ha dado en Honduras", señaló. Tras el anuncio hecho por Clinton, Arias subrayó que sostendrá una conversación telefónica con Zelaya hoy mismo para confirmar que él también está de acuerdo con esta decisión, pues "una mediación solo tiene sentido si es captada por las dos partes". El presidente costarricense reconoció, además, que esta mañana recibió una llamada del nuevo gobernante hondureño, Roberto Micheletti, para solicitarle sus oficios en la búsqueda de una salida política a la crisis desencadenada tras el golpe de Estado del pasado 28 de junio. Desde Washington, donde estaba reunida con Zelaya, Clinton enfatizó que la prioridad de su país es que las dos partes en Honduras inicien el diálogo directo. Arias no quiso adelantar los términos en que se abrirá la negociación, pero sí señaló que la sede de las conversaciones sería Costa Rica. "Costa Rica sería el mejor lugar para el diálogo. Es un oasis de paz y ese clima perfecto es lo que el país podría ofrecer", comentó. Agregó que su objetivo sería sentar a ambas partes a la mesa "lo más pronto posible para normalizar la situación", aunque subrayó que aun "no me atrevo a especular" sobre los detalles del proceso. De concretarse el papel de Arias como mediador en la crisis hondureña, esta sería la segunda ocasión en que el mandatario costarricense cumple ese rol para solucionar conflictos en Centroamérica. Arias es reconocido como el artífice de la paz en el istmo centroamericano por impulsar, en la década de los 80, un proceso de negociación que culminó con la firma de los acuerdos para poner fin a los conflictos armados en El Salvador, Nicaragua y Guatemala, lo que le valió el Premio Nobel de la Paz en 1987. "Hasta el día de hoy la OEA (Organización de Estados Americanos) no ha podido sentar a las partes; tampoco el gobierno de facto en Honduras ha aceptado el retorno del presidente Zelaya, así que a mí me parece que al igual que hace 20 años, solo sentándose alrededor de una mesa, creando la confianza necesaria, mirándose a los ojos, podrán las diferentes partes llegar a un acuerdo satisfactorio para todos", expresó. Arias abogó porque tras su mediación "se celebren con normalidad las próximas elecciones y podamos pasar estas páginas desagradables".

Descarga la aplicación

en google play en google play