Escúchenos en línea

Turismo cae en picada en Honduras por crisis política

Tegucigalpa. AFP. | 10 de Julio de 2009 a las 00:00
El turismo, uno de los motores de la economía hondureña, se resintió fuertemente por la crisis política surgida tras la destitución del presidente Manuel Zelaya, cayendo en picada la ocupación hotelera y las ventas de restaurantes, entre otros rubros, según fuentes del sector. Las ventas de la industria en su conjunto han caído casi un 80% desde que el 28 de junio el presidente Manuel Zelaya fuera depuesto y sacado del país, según dijo a la AFP Epaminondas Marinakys, presidente de la Cámara de Turismo de Honduras. "Toda la industria del turismo de Honduras ha sido impactada fuertemente debido a los acontecimientos políticos", señaló Marinakys, explicando que una encuesta a los principales operadores arrojó una ocupación del 20%. En el mejor de los casos, agregó, la ocupación llega al 35%, pero también hay situaciones más críticas en las que ésta llega sólo al 11%. La crisis política ha impactado fuertemente sobre las reservas hoteleras de la capital hondureña y de la vecina San Pedro Sula, los tour operadores, el arriendo de vehículos y el consumo en bares y restaurantes de todo el país. "El impacto ha sido duro", enfatizó Marinakys, sobre una industria que es tercera en importancia en la economía local y que mueve cada año entre 600 a 650 millones de dólares, con cerca de 100.000 visitantes por mes. El Instituto Hondureño de Turismo (IHT) calculó de su lado que la llegada de turistas cayó a un 20% la última semana. Los hoteles de Roatán, en las Islas de la Bahía en San Pedro Sula, segunda ciudad más poblada de Honduras, y el centro arqueológico maya de Copán son los destinos más afectados por la crisis, principalmente por la caída en la visita de extranjeros. Estados Unidos, origen de la mayoría de los turistas que visitan Honduras, recomendó a sus ciudadanos no viajar a esta nación centroamericana por los riesgos que implica la inestabilidad política. El toque de queda decretado por el gobierno de facto encabezado por el ex presidente del Congreso Roberto Micheletti ha mermado también las ventas de restaurantes y bares, que deben cerrar sus puertas antes de la medianoche, sumado a las protestas tanto en favor como en contra de Manuel Zelaya que se han sucedido en las principales ciudades del país. Pero después de varios días de inestabilidad, el centro de Tegucigalpa lucía este viernes más calmo, con protestas concentradas en las afueras de la ciudad. En un intento por revertir los magros resultados, las autoridades del nuevo gobierno en conjunto con la Cámara de Turismo anunciaron una agresiva campaña publicitaria, para atraer principalmente a turistas internos y de las naciones vecinas de San Salvador y Guatemala. Con paquetes turísticos rebajados en un 50% sobre los precios normales para los principales destinos del país, buscan reactivar una industria que se espera sufra las consecuencias de la inestabilidad política al menos por los próximos tres meses, según Marinakys. "Es el momento de demostrar que la industria turística de Honduras está de pie, está funcionando", señaló el representante de la industria turística.

Descarga la aplicación

en google play en google play