Escúchenos en línea

El Salvador conmemora 40 años de la Guerra del Fútbol

San Salvador. AFP. | 13 de Julio de 2009 a las 00:00
El ejército de El Salvador inició este lunes la conmemoración del 40º aniversario de la Guerra de las 100 Horas, más conocida como la Guerra del Fútbol, que lo enfrentó a Honduras por la expulsión masiva de salvadoreños víctimas de una reforma agraria. Con el título "Semana dedicada al cumplimiento del deber", la jornada se realiza "como una forma de rendir un merecido homenaje a los héroes que valientemente ofrendaron su vida a la lucha por la defensa de la soberanía e integridad del territorio salvadoreño en 1969", según el ministerio de Defensa. La confrontación armada El Salvador-Honduras fue bautizada por la prensa como "La Guerra del Fútbol" debido a que se produjo 16 días después de un choque de sus respectivas selecciones por las eliminatorias rumbo al Mundial México-1970 ganado por los salvadoreños. Los actos del aniversario se iniciaron este lunes con la colocación de ofrendas florales en el Monumento a los Héroes. "Lo que se busca es recordar un hecho histórico y rendir homenaje a quienes entregaron su vida en defensa de la patria", declaró a la AFP el jefe del departamento de Comunicaciones del Ejército, coronel Eduardo Figueroa. El martes, los actos continuarán en los cementerios de Aguilares, 30 km al norte de San Salvador y al de San Miguel, en el este del país, donde también se colocarán ofrendas florales en las tumbas de los soldados fallecidos. El mando de la Fuerza Aérea tiene previsto rendir los honores correspondientes al capitán aviador Douglas Vladimir Varela, cuyos restos fueron repatriados del sur de Honduras en abril de 2006 y se encuentran sepultados en un cementerio privado de la capital salvadoreña. El acto central de la conmemoración del cuadragésimo aniversario de la también llamada "Guerra de Legítima Defensa" se realizará el jueves en el Centro de Historia Militar, ubicado en el antiguo cuartel El Zapote, en el sector sur de San Salvador. La guerra estalló después de una reforma agraria decretada por el presidente de Honduras, general Oswaldo López Arellano, mediante la cual unos 300.000 residentes salvadoreños tenían que desalojar tierras nacionales y privadas para entregárselas a los campesinos hondureños. Honduras, que afrontaba una agitación social interna liderada por el magisterio, resentía además el trato desigual que recibía junto a Nicaragua en el Mercado Común Centroamericano. Miles de familias salvadoreños fueron expulsadas de Honduras y llegaron a tierras cuscatlecas sin sus bienes materiales y con abundantes denuncias de violaciones a sus Derechos Humanos lo cual acrecentó la tensión. La confrontación armada se inició al atardecer del 14 de julio de 1969 cuando el presidente salvadoreño, general Fidel Sánchez Hernández (fallecido en 2003), ordenó a la aviación realizar un bombardeo masivo sobre el aeropuerto de Toncontín, en Tegucigalpa y otras ciudades, mientras unidades de infantería y de artillería tomaron posiciones en territorio hondureño. Honduras reaccionó el 15 de julio bombardeando en San Salvador el aeropuerto de Ilopango y la refinería de petróleo en el puerto de Acajutla y otros tanques de almacenamiento de combustibles en el puerto de La Unión. Con el saldo de unos 5.000 muertos y heridos, entre militares y civiles, la guerra concluyó el 18 de julio de 1969, cuando la Organización de Estados Americanos (OEA), tras reunir al Consejo Permanente en Washington, ordenó el cese al fuego. Honduras y El Salvador restablecieron relaciones diplomáticas y comerciales con el Tratado General de Paz, firmado el 30 de octubre de 1980 en Lima, Perú.

Descarga la aplicación

en google play en google play