Escúchenos en línea

Florentín Meléndez se perfila presidente de Corte El Salvador

San Salvador. El Faro.com. | 14 de Julio de 2009 a las 00:00
El ex presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y miembro de dicho organismo hasta 2011 está a un paso de la presidencia de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador. Aunque aún no hay firma, tiene el aval de todos los partidos políticos, que aún deben definir a cuáles salas se integrarán los otros cuatro nuevos magistrados propietarios. FMLN, Arena, PCN, PDC y CD dieron un paso fundamental en su intento de corregir la acefalía en que dejaron el máximo tribunal del país desde el 1 de julio, al dar un aval preliminar a Florentín Meléndez, un abogado y catedrático que desde 2004 integra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El de Meléndez es uno de los cinco nombres de juristas que están contemplando los diputados para llenar las cuatro vacantes de la Sala de lo Constitucional y una en la Sala de lo Civil. El presidente de la Sala de lo Constitucional se convierte, automáticamente, en presidente de la Corte y de todo el Órgano Judicial. Aparte de esa tarea, los legisladores deben escoger a otras ocho personas para que se integren a la Corte en calidad de magistrados suplentes, que durarán en sus cargos nueve años. Los nombres consensuados constituyen una primera parte del acuerdo que buscan los políticos desde cuando se acercaba el fin del mandato de quienes dejaron sus cargos el 30 de junio pasado. Tras dos rondas de fracasos, el jueves 9 de julio los dirigentes de los cinco partidos representados en la Asamblea Legislativa alcanzaron consenso preliminar sobre Meléndez. Al parecer hay acuerdo sobre los nombres de los cinco nuevos magistrados propietarios, pero no sobre cuál sala será su destino. Las negociaciones y acuerdos se alcanzaron en Casa Presidencial, donde según quienes han participado en las reuniones en representación de los partidos Arena y FMLN, el presidente Mauricio Funes ha sido facilitador, con tareas como coordinador de debates. Florentín Meléndez fue presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hasta diciembre de 2007 y su mandato de cuatro años fue renovado para que lo comenzara el 1 de enero de 2008. Meléndez quizás tenga en su favor haber quedado segundo (con mil 988 votos) en la lista de 15 juristas elegidos por los gremios de abogados salvadoreños para que el parlamento los tomara en cuenta en su búsqueda de magistrados. Meléndez incluso ya fue entrevistado por todos los partidos, aunque él asegura que no sabe nada de sus posibilidades. “No sé, yo solo veo los periódicos. Mi problema es que no tengo a nadie que puje por mí”, dice. Aunque sabe que su nombre es mencionado, asegura que no tiene información directa de los diputados y dice que desconoce detalles del debate. Acaso esa falta de vinculación directa con alguno de los partidos sea lo que más le favorece en este proceso que desde el inicio se minó con desconfianzas mutuas sobre quién saldrá ganando con esta elección que solo es posible con el voto mínimo de 56 de los 84 diputados. Otro nombre que va bien encaminado es el del juez Sidney Blanco, quien ganó el primer lugar en las votaciones del gremio de abogados (2 mil 352 votos) y es magistrado suplente de la Sala de lo Constitucional. Su nombre cobró relevancia en la opinión pública hace 20 años cuando fue fiscal específico en el juicio por el asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras. Blanco terminó renunciando después de denunciar que la Fiscalía les pedía que no profundizaran demasiado en las investigaciones sobre los responsables del múltiple crimen. Al igual que Meléndez, Blanco tiene el respaldo de todos los partidos y ambos tienen la ventaja de que por haber sido nombrados por sus colegas de profesión, iban en una de las dos listas de 15 nombres que recibió la Asamblea Legislativa. A diferencia de Meléndez, Blanco sí ha sido cuestionado en algún momento por ex dirigentes del partido Arena que sugirieron que le hacía el juego al FMLN, tal como lo dejó claro hace dos años el entonces vicepresidente de ideología del partido de derecha, René Figueroa. Los otros tres nombres se encuentran un escalón abajo, precisamente porque ni fueron elegidos por los gremios de abogados, ni fueron incorporados en la segunda lista, elaborada por el Consejo Nacional de la Judicatura. Por esta razón, los parlamentarios tienen aún que resolver cómo hacer que esos nombres aparezcan enumerados por un organismo que se supone goza de independencia para hacer sus propias propuestas.

Descarga la aplicación

en google play en google play