Escúchenos en línea

Tico fingió muerte en Nicaragua para cobrar dos seguros

San José. lanacion.com. | 22 de Julio de 2009 a las 00:00
Un matrimonio costarricense fingió la muerte del marido en Nicaragua para cobrar al Instituto Nacional de Seguros (INS) dos pólizas por unos 40 millones de colones. Al “fallecido” lo encontraron agentes de la sección de Fraudes del OIJ en Sarapiquí. Gozaba de buena salud. Para lograr el ardid, el sospechoso -un comerciante de apellido Muñoz, de 41 años- cambió su apariencia física: se tiñó de rubio el cabello, cambió su corte y se dejó crecer el bigote y la barba. Además, abandonó su casa en el barrio Cristo Rey (al sur de San José) para mudarse a Chilamate de Sarapiquí, donde nadie lo conocía. Aparte de Muñoz, el OIJ detuvo a su esposa, de apellido Lindo, de 32 años, así como a un extranjero de apellido Torres, quien habría ayudado al matrimonio. De acuerdo con el director del OIJ, Jorge Rojas, el comerciante adquirió en octubre del 2008 dos pólizas de vida. Un mes más tarde, su esposa envió a Torres al Consulado de Costa Rica en Managua para reportar la muerte de su cónyuge en un accidente de tránsito. Según su versión, el hecho ocurrió en Tipitapa (Nicaragua), el 25 de noviembre del 2008. “Lo que hicieron fue utilizar documentos oficiales en los que insertaron datos falsos. Otros papeles fueron falsificados”, dijo Rojas. Lindo dijo a personeros del INS que, por no tener pasaporte, comisionó a un vecino para que se encargara de legalizar en Nicaragua el certificado de defunción. Una vez cumplidas las formalidades, ella presentó una gestión para que el Registro Civil tico declarara fallecido a su esposo. También reportó el deceso a un banco estatal, esto con el afán de dejar sin efecto el cobro de una deuda. Muñoz tiene pendiente el pago de dos hipotecas: una por ¢2,2 millones y otra por ¢20,7 millones. En abril, la esposa pidió al INS que le desembolsara las pólizas. En principio recibió 15 millones de colones. Cuando la institución se disponía a girar los restantes ¢25 millones, a oídos de sus personeros llegaron informes que daban cuenta de la presencia de Muñoz en Costa Rica. Por eso acudieron al OIJ. Durante las labores de rastreo, los investigadores judiciales dieron con el escondite del hombre, que trabajaba en un local comercial de Chilamate. “Aprovechó que el lugar queda distante. La gente (los vecinos) no sabía nada de él”, informó el jefe del OIJ, Jorge Rojas. La captura se produjo el lunes. El martes, los oficiales allanaron la vivienda del matrimonio, en las cercanías del Instituto Mixto de Ayuda Social, en Cristo Rey. Allí detuvieron a Lindo. Al otro sospechoso también lo capturaron en ese barrio durante la tarde. “Hicieron una buena falsificación, pues la irregularidad de los documentos no fue detectada ni en el Consulado (en Managua) ni en el Registro Civil. “Pareciera que esta es una nueva modalidad de estafa”, comentó el director del OIJ. El hallazgo obligó al INS a emprender una revisión de casos, pues temen la existencia de otros fraudes similares. En mayo del 2000, el estadounidense Raymond David Young Smith fue detenido en Costa Rica. El hombre fingió su muerte, mientras buceaba en el golfo de México, para evadir una causa por estafa en Estados Unidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play