Escúchenos en línea

Hacendados que apoyan a gorilas quieren arrebatar tierras a campesinos

San José. Agencia PL. | 26 de Julio de 2009 a las 00:00
Terratenientes hondureños tratan de aprovechar la crisis institucional creada por los golpistas en ese país para arrebatar tierras a pequeños productores agrícolas, destaca este domingo el periódico costarricense La Nación. Uno de los líderes del movimiento Campesino del Aguán, Adolfo Ruiz, dijo en declaraciones por teléfono que "los terratenientes quieren legalizar la invasión, el asalto a la comunidad", con el pretexto de que la población posee armas y hay presencia de venezolanos y nicaragüenses. "Desmentimos eso. Nosotros peleamos por la reforma agraria. Como comunidad defendemos el derecho constitucional; hay un rompimiento del orden y decimos que el único presidente legítimo es Manuel Zelaya", subrayó el dirigente, citado por La Nación. Los militares intentaron entrar el pasado 13 de julio, "pero la comunidad se les fue encima con machetes, palos, garrotes". Desde ese día "montan vigilancia permanente", explicó Ruiz al caracterizar la situación en Guadalupe Carney, un asentamiento de cientos de familias campesinas en la región norteña del Aguán. El conflicto entre hacendados y campesinos lleva allí varios años en pie, con el saldo de varios muertos de ambos bandos, pero ahora cobra fuerzas por la asonada militar y el quebrantamiento del Estado de Derecho. Cada cual "tiene claro el lado al que pertenece: los terratenientes respaldan el golpe de Estado y los campesinos quieren el regreso del depuesto presidente Manuel Zelaya, que les entregó títulos de propiedad, y el retorno a la institucionalidad democrática", sopesa La Nación. Entre los denunciantes de los atropellos figura el sacerdote jesuita Ismael Moreno, quien dio cuentas de las persecuciones a los campesinos en un contexto de indefensión, pues aunque ellos están pertrechados, "en cualquier momento se produce una matanza". Delegados de la Federación Internacional de Derechos Humanos, del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional y el Servicio Paz y Justicia, entre otras entidades, visitaron esta semana Honduras y registraron distintas violaciones a los derechos humanos. La misión integrada por esas instituciones visitó Guadalupe Carney, donde recibió denuncias de connivencia de militares con grupos de seguridad privada de los hacendados, junto a amenazas y otras acciones intimidatorias por parte de los militares, reseña el periódico. Según explicó Adolfo Ruiz, respaldan a Zelaya porque ha sido el presidente que más títulos de propiedad entregó a los campesinos hondureños, y la gente está dispuesta a la insurrección "no porque lo pida Mel' (como llaman al mandatario), sino porque la Constitución lo manda. El artículo tres de la carta magna indica que nadie debe obediencia a un gobierno usurpador que mediante la fuerza de las armas utiliza el poder para sus intereses, recordó el dirigente popular.

Descarga la aplicación

en google play en google play