Escúchenos en línea

Panamá candidato de consenso para puesto en el Consejo Seguridad

Montserrat Vendrell, agencia EFE. Desde New York. | 1 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Panamá emergió este miércoles como candidato de consenso para ocupar un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, decisión que fue tomada por Venezuela y Guatemala tras anunciar que retiraban sus candidaturas. La decisión pende todavía de la ratificación del Grupo de Países de Latinoamérica y el Caribe de la ONU (GRULAC), que se reunirá mañana a las 12.00 hora local (16.00 GMT) antes de presentar la candidatura a la Asamblea General, aunque se prevé que sea un trámite, ya que no requerirá de ninguna votación. Desde que se inició el proceso, el 16 de octubre, los 192 países de la Asamblea General celebraron 47 rondas de votaciones para elegir entre Venezuela y Guatemala para ocupar uno de los dos puestos no permanentes en representación de Latinoamérica y el Caribe en el Consejo. Pese a que Guatemala lideró todas votaciones, a excepción de una, estaba muy lejos (entre 15 y 20 votos de distancia) de conseguir los dos tercios de la mayoría que se necesitan para proclamarse ganador. Los cancilleres de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Guatemala, Gert Rosenthal, se reunieron hoy en dos ocasiones para buscar una salida consensuada al estancamiento en el proceso de elección. Las negociaciones, que fueron auspiciadas por el embajador de Ecuador ante la ONU, Diego Córdovez, en calidad de presidente saliente del GRULAC, dieron como resultado la decisión de Guatemala y Venezuela de abandonar la disputa para dar paso a Panamá. Si es ratificado, Panamá ocupará el asiento no permanente en el Consejo que dejará vacante Argentina el 31 de diciembre. Córdovez resaltó la "cordialidad" en que se celebraron las conversaciones, así como el nivel tan "digno y constructivo" de colaboración entre los cancilleres venezolano y guatemalteco. "El acuerdo al que han llegado se ajusta a los principios y valores de la ONU", dijo Córdovez. Rosenthal se mostró decepcionado por la retirada de la candidatura de su país, pero reconoció la imposibilidad de recabar los votos necesarios para salir vencedor, y dijo que su decisión de abandonar fue en pro de la unidad de Latinoamérica. "Hay una desilusión por no haber podido llegar, pero me siento cómodo con la representación de Panamá y de haber contribuido a la unidad regional. Nos vamos como amigos (con Venezuela), que es lo que corresponde", señaló. En su campaña, Guatemala ha contado con el apoyo de EEUU, lo que muchos observadores consideran que le ha perjudicado debido a las denuncias de injerencia que ha habido a su favor. "El apoyo de EEUU ha sido una navaja de doble filo. En algunas áreas nos ha perjudicad, en otras nos ha ayudado. Pero la elección era entre dos países de Latinoamérica y no con EEUU", indicó el canciller guatemalteco. Remarcó que hubieran preferido que su competidor, con menos apoyos, se retirara, y adelantó que Guatemala volverá a intentar ocupar pronto un asiento en el Consejo, algo que nunca ha hecho. "Guatemala ha esperado 61 años para llegar al Consejo y esperará 4 o 5 más, pero sabemos que en algún momento llegaremos", acotó. Rosenthal celebró que sea Panamá, que tiene vínculos cercanos con Guatemala y Venezuela, el candidato elegido. "Panamá puede jugar un papel unificador entre el sur y el centro de América Latina. Estamos muy preocupados por las divisiones que se han generado entre el norte y el sur de Latinoamérica", indicó. Venezuela, que acusó a EEUU de inmiscuirse y de hacer una campaña en contra de su país para que no entre en el Consejo de Seguridad, había expresado desde hace tiempo su disposición a retirarse, siempre que también lo hiciera Guatemala. Maduro manifestó que el acuerdo alcanzado "ha sido muy positivo para la región" y agradeció a los países de Latinoamérica y el Caribe, así como del resto del mundo, por haber "acompañado" a su país "a lo largo de las 47 votaciones". "El acuerdo demuestra que desde América Latina tenemos una capacidad soberana para tomar decisiones", declaró, para agregar que es el momento de empezar una "nueva era", con un mundo en que sea más equilibrado, basado en la multipolaridad. "Venezuela seguirá intentado la democratización de la ONU, en un esfuerzo para lograr un mundo libre, en que se nos respete", indicó. También consideró que Panamá, que ya ha aceptado formalmente la elección, es un "punto de encuentro" entre Suramérica, Centroamérica y el Caribe.

Descarga la aplicación

en google play en google play