Escúchenos en línea

Evalúan plan de telecomunicaciones desde México a Colombia

Guanacaste. AFP. | 29 de Julio de 2009 a las 00:00
Los presidentes de Centroamérica, México y Colombia evalúan este miércoles, en Costa Rica, los avances de los proyectos conjuntos de desarrollo, de los cuales el más avanzado es la construcción de una red eléctrica y de telecomunicaciones que empezará a funcionar en 2010. "Se espera que para finales del 2010 esté funcionando la red eléctrica centroamericana; la conexión de Guatemala con México entró en operación este año y la conexión entre Panamá y Colombia ya está en fase de diseño", afirmó la delegada de Costa Rica en el Proyecto Mesoamérica, Gioconda Úbeda. El Proyecto Mesoamérica es el conjunto de iniciativas que procuran el desarrollo económico y social de los estados del sur-sureste de México, los siete países del istmo centroamericano y Colombia. Los avances de ese proyecto serán evaluados por los presidentes y jefes de Estado (o sus representantes) de estos países que se reúnen este miércoles en un balneario de la norteña provincia costarricense de Guanacaste, en la denominada Cumbre de Tuxtla. Según Ubeda, la interconexión eléctrica beneficiará a una población de 196 millones de habitantes que habitan la región, mediante una importante reducción de costos, y creará un mercado regional eléctrico muy amplio. Por otra parte, el tendido de un cable de fibra óptica, que corre en paralelo al eléctrico y entrará en funcionamiento de manera simultánea, facilitará un intenso tráfico de datos, voz y video entre los nueve países, también a bajo costo. Otro de los grandes proyectos del Proyecto Mesoamérica, es una red de carreteras de más de 13.000 kilómetros, que interconectan la región desde México hasta Panamá, no así a Colombia que no puede vincularse por tierra por razones geográficas. Esta red está prácticamente concluida, sobre todo el denominado corredor del Pacífico, que es el más importante porque facilita la mayoría del tráfico de mercancías y personas entre estos países. Sin embargo, Úbeda dijo que los presidentes estudiarán una propuesta para modernizar este corredor a fin de convertirlo en "una carretera de cinco estrellas", con mejores servicios aduaneros y migratorios y más condiciones de seguridad para los usuarios. Hasta la fecha, estas obras han requerido la inversión de unos 8.000 millones de dólares, que han sido aportados por los gobiernos y por organismos financieros internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), entre otros. Los gobernantes también analizarán durante la cumbre una iniciativa para conectar la región mesoamericana mediante una vía ferroviaria. El BID ha aportado un millón de dólares para pagar un estudio de factibilidad para este proyecto, que tendría un fuerte impacto en el desarrollo del comercio y en la competitividad de la región. El Proyecto Mesoamérica es la continuidad del denominado Plan Puebla Panamá (PPP) que fue inicialmente pactado por Centroamérica y México en 2001 y que dio impulso a grandes emprendimientos regionales como la interconexión eléctrica. Úbeda explicó que en el Proyecto Mesoamérica se mantienen del PPP únicamente los programas que han logrado avances, con fuentes financieras identificadas.

Descarga la aplicación

en google play en google play