Escúchenos en línea

Gobierno intervendrá empresa francesa en Honduras

Agencia AP. Desde Tegucigalpa. | 9 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El gobierno del presidente Manuel Zelaya anunció su decisión de intervenir "fiscalmente" a una empresa cementera de capital francés que desistió eliminar un aumento de 31 centavos de dólar al precio de su producto. "El gobierno, a través de la Dirección Ejecutiva de Ingresos, intervendrá fiscalmente" a la empresa Lafarge-Incehsa, dijo la noche del miércoles en rueda de prensa el viceministro de Comercio, Fredy Cerrato. La medida comprende "empezar una auditoría que implica la revisión de costos, una revisión exhaustiva en el aspecto contable para determinar sus utilidades y determinar exactamente cual es la situación financiera de la empresa", añadió. El funcionario explicó que tras la auditoría gubernamental, se convocará a la empresa para definir exactamente cuál será la política del gobierno. El anuncio estatal ocurrió pocas después de una reunión entre el gobierno y representantes de Lafarge, quienes según Cerrato abandonaron las negociaciones. La determinación del gobierno es apoyada por diputados de diferentes partidos políticos e incluso el presidente del congreso Roberto Micheletti dijo que se analiza liberar el ingreso de cemento de vecinos centroamericanos. El representante de la Lafarge Darío Mencía explicó que la firma definió "un precio de acuerdo a nuestros incrementos de costos". Indicó que el gobierno rechazó su propuesta de "no incrementarle a los proyectos de vivienda social, de mantener el precio que fijamos por un año... y el gobierno puede hacer cualquier intervención que quiera". El Grupo Lafarge-Incehsa aumentó desde el primero de noviembre el costo de la bolsa de cemento gris de 45,5 kilos y no retrocedió a su decisión pese a las repetidas peticiones del gobierno y sectores populares del país. Las fuerzas armadas vendieron el 43,41% de las acciones de Incehsa en febrero de 1998 a Lafarge, líder mundial de materiales de construcción, a fin de competir mejor a nivel internacional, lo que no han hecho hasta ahora. El gobierno vendió Incehsa a los militares en 1990 por 30 millones de dólares. La firma, con 700 empleados, cubre 50% de la producción de cemento en Honduras. Su única competidora local es Cementos del Norte, que en 1997 vendió el 16% de su capital accionario a la empresa mexicana Apasco. Lafarge-Asland de Francia opera en 45 naciones y tiene subsidiarias en Brasil y Venezuela.

Descarga la aplicación

en google play en google play