Escúchenos en línea

Buscan acuerdo nacional en El Salvador contra delincuencia y violencia

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 10 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El gobierno, empresarios, universidades, la iglesia y los medios de comunicación de El Salvador cerraron filas esta semana para afrontar la delincuencia, y una de las primeras medidas planteadas fue la necesidad de retirar la portación de armas en lugares públicos. Los miembros de la recién juramentada Comisión Nacional de Seguridad Pública -integrada por diferentes sectores del país- anunciaron que en dos semanas presentarán las primeras medidas para afrontar la violencia y la delincuencia, aunque las recomendaciones definitivas deberán aguardar al menos cinco meses. "No queremos proponer acciones cosméticas y que engañen a la gente", declaró el portavoz de la Comisión, el sacerdote Jesús Delgado. "Lo que estamos tratando es de despartidizar el tema de la delincuencia, para tomar medidas que vayan a favor de los salvadoreños y no convertir esto en un tema partidario, porque realmente la gente quiere que nos pongamos de acuerdo", declaró el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, al referirse al trabajo de la Comisión. A la cruzada contra la delincuencia, se sumaron los medios de comunicación, que emitieron una declaración en la que acordaron no exhibir imágenes sangrientas, "no hacer apología del delito" y "no transmitir ni publicar imágenes que correspondan a la simbología de las pandillas". "Los medios de comunicación del país, conscientes de que la situación de violencia que envuelve a la sociedad salvadoreña requiere de mayores esfuerzos para lograr mejores niveles de convivencia, acuerdan normar su entrega informativa relativa a la violencia", señaló una declaración el jueves. La declaración titulada "Medios por una cultura de paz" se compromete también a "no mostrar cadáveres ni escenas de sangre" y a "no magnificar los crímenes violentos, evitando el morbo, el sensacionalismo y la espectacularización del accionar policial". El presidente Saca felicitó a los medios de comunicación, alabó "la autorregulación", además de tildarla de "responsable", por evitar mostrar escenas de sangre. A los esfuerzos de presentar propuestas para frenar la delincuencia, se sumó la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), que presentó una propuesta que sugiere prohibir la portación de armas en lugares públicos. "El desarme total de la población corre ya en la opinión pública. Esto debe normarse", estimó monseñor Jesús Delgado. El 78% de los homicidios en 2005 fueron cometidos con armas de fuego. De escasos 20.742 km2 y 6,9 millones de habitantes, El Salvador cuenta con un poco más de 16.500 policías para afrontar una ola delincuencial que a diario deja un promedio de 12 homicidios y más de 500 asaltos a mano armada.

Descarga la aplicación

en google play en google play