Escúchenos en línea

EEUU admite difultades en negociaciones con Panamá para TLC

Agencia EFE. Desde ciudad Panamá. | 11 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El embajador de Estados Unidos en Panamá, William Eaton, admitió que la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Panamá afronta dificultades políticas en su país, pero expresó su confianza en que el acuerdo pueda firmarse. En declaraciones en el marco de la XI Conferencia Multinacional de Negocios CaribNews, que se celebra este sábado ciudad Panamá, Eaton dijo que "hay cambios en la política de EEUU después de las elecciones en el Congreso. Ahora estamos mirando los resultados para ver el impacto de esas elecciones en el TLC con Panamá". Según Eaton, ahora procede consultar a los nuevos miembros demócratas del Congreso, sobre el asunto. Sin embargo, el embajador consideró que "un TLC con Panamá es menos complicado". Agrego que también beneficia a las buenas relaciones que hay entre los dos países, ya que Panamá tiene muchos amigos en el Congreso, según afirmó. El ministro panameño de Comercio e Industrias, Alejandro Ferrer, dijo que la firma de un TLC con Estados Unidos continúa siendo una "prioridad" para ambos países. Ferrer explicó que aprovecharán la participación de un grupo de congresistas demócratas en la Conferencia Multinacional de Negocios CaribNews, en esta ciudad, para conversar sobre el futuro del tratado comercial, cuyas negociaciones se encuentran estancadas desde enero pasado. La empresa privada panameña considera que si las negociaciones del TLC no concluyen antes de fin de año, será muy difícil que el país logre el acuerdo comercial. Las negociaciones sobre el TLC están bloqueadas desde enero pasado por desacuerdos en las normas fitosanitarias y su capítulo sobre compras gubernamentales que ampara la participación de empresas de EEUU en la ampliación del Canal de Panamá, según fuentes de ambos países. En las elecciones del pasado martes en EEUU, la oposición demócrata se hizo con el control del Congreso, y ya ha expresado sus dudas sobre la renovación de la llamada "vía rápida", que permite al Gobierno negociar nuevos acuerdos comerciales internacionales sin el peligro de que el Legislativo los enmiende.

Descarga la aplicación

en google play en google play