Escúchenos en línea

Sectores hondureños exigen levantar estado de sitio

Tegucigalpa. PL. | 29 de Septiembre de 2009 a las 00:00
Diputados de diferentes partidos, organizaciones populares, políticos y empresarios hondureños exigieron este martes al régimen de facto de Roberto Micheletti levantar el estado de sitio en el país. "Frenemos este intento criminal que servirá de excusa para asesinar y desaparecer a miles de compatriotas por el simple delito de estar contra el golpe de Estado", demandó ante el Congreso Nacional el legislador de Unificación Democrática, César Ham. Más de 20 diputados, incluido muchos de los que apoyaron la asonada del 28 de junio pasado, tomaron la palabra en la sesión del Parlamento para reclamar la derogación del decreto. Micheletti decidió el fin de semana suspender por 45 días las garantías individuales, entre ellas la libre emisión del pensamiento, el derecho de asociación y de reunión y la libertad de circulación. Amparada en esta disposición, la dictadura incrementó la represión contra el pueblo, allanó y cerró medios de prensa opositores como Radio Globo y el canal 36 de la televisión. El Frente Nacional contra el Golpe de Estado condenó la clausura de los dos órganos que cubren las protestas contra la dictadura y advirtió que las nuevas medidas buscan impedir las manifestaciones por el retorno a la institucionalidad. Con el estado de sitio el régimen pretende "encuevar como cangrejos" a la resistencia, pero el pueblo no se dejará intimidar y mantendrá las protestas, dijo Juan Barahona, coordinador general del frente que agrupa a una vasta alianza de fuerzas populares. El abogado Fredín Fúnez presentó un recurso de amparo contra el decreto de Micheletti y advirtió que es inconstitucional porque estas medidas sólo se aprueban en caso de invasión o en un estado de calamidad, como durante el huracán Mitch. "Lo que hay ahora es un estado de terror. Este decreto no se justifica para nada", denunció Fúnez. El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), muchos de cuyos afiliados son favorables a los golpistas, no ocultó su preocupación por la suspensión de las garantías por las afectaciones a sus intereses. "El decreto afecta la economía. Nosotros tenemos empleadas a varias personas en horarios nocturnos, por lo que estamos haciendo un análisis en los diferentes sectores para encontrar la solución más acertada", dijo el asesor del COHEP, Armando Urtecho. Políticos de partidos tradicionales aliados del régimen también demandaron la anulación de estas medidas porque dificultan la campaña con vistas a los próximos comicios y atentan contra sus aspiraciones electorales. El diario Tiempo califica como "Una lucecita en las tinieblas", la posibilidad de que Micheletti se vea obligado a retroceder en este decreto, que provocó el rechazo incluso de "quienes participaron junto a él en la colusión para dar el golpe de Estado".

Descarga la aplicación

en google play en google play