Escúchenos en línea

Torrijos reestructura sistema de salud en Panamá

Agencia AFP. Desde ciudad Panamá. | 13 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Presionado por la crisis del sistema de salud público a raíz de la muerte de 40 personas que consumieron jarabes envenenados de la Caja del Seguro Social (CSS), el presidente panameño Martín Torrijos reestructuró el sistema sanitario estatal que atiende a dos millones de personas para evitar nuevas tragedias. Torrijos, quien ha rechazado los reclamos de la oposición y de los pacientes de las víctimas de destituir al ministro de Salud, Camilo Alleyne, y al director de la CSS René Luciani, anunció la creación de un "sistema único de servicios de salud pública", el cierre del laboratorio central de medicamentos de la CSS y cambios en el sistema de distribución de medicamentos. También creará la defensoría de la salud, adscrita a la defensoría del Pueblo, y la integración de un "grupo de garantes" para darle seguimiento a las reformas sanitarias. Cuarenta pacientes entre 50 y 80 años que consumieron medicamentos y cremas para alergias de la CSS contaminadas con dietinel glicol han fallecido en los últimos cuatro meses. El dietinel que apareció en un cargamento de glicerina importado de España en el año 2003 es utilizado como químico refrigerante en radiadores de autos y en los seres humanos destruye las funciones renales. "Vamos a realizar una reforma urgente a la salud para que tengamos un sistema seguro, eficiente y efectivo que permita el acceso oportuno" a los pacientes, dijo Torrijos. Torrijos dio 90 días al ministerio de Salud para que cree una Autoridad Nacional de Medicamentos y Tecnología que garantice la "eficacia, control y calidad de las medicinas" y ordenó también pruebas obligatorias de la glicerina y el propilene glicol para detectar en el futuro si no están mezcladas con dietinel glicol. Torrijos dijo también que un "sistema único de salud" terminará con la dualidad de servicios y funciones de los hospitales e instalaciones del ministerio de Salud y la CSS, muchos construidos en las mismos distritos. Hace un año Torrijos impulsó reformas a la CSS para evitar su quiebra, pero los problemas de desabastecimiento de medicinas y largas colas en policlínas y hospitales no se han resuelto. Torrijos reiteró que los familiares de los fallecidos por consumir medicamentos contaminados serán beneficiados con un fondo de compensación, pero la indemnización "no implica la renuncia a derecho alguno de los familiares a presentar reclamos o las querellas que consideren pertinentes".

Descarga la aplicación

en google play en google play