Escúchenos en línea

Reclaman justicia por violaciones de DDHH durante guerra civil salvadoreña

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 14 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Entidades religiosas y de derechos humanos denunciaron este martes la impunidad que prevalece en El Salvador, donde no se ha hecho justicia con las víctimas de violaciones de derechos humanos durante la guerra civil (1980–1992). "En El Salvador no hay espacio para una verdadera justicia, el reclamo por que se brinde una reparación llega a oídos sordos en este país, en donde la justicia solo está para los ricos y poderosos y no para los descalzos", dijo a la AFP el rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), el jesuita José María Tojeira. Los jesuitas de la UCA han tratado incansablemente que se investigue y castigue a los autores intelectuales del asesinato de seis sacerdotes y dos colaboradoras, en un hecho cometido por militares en noviembre de 1989. La justicia salvadoreña ha alegado que la petición de los jesuitas no procede. La madrugada del 16 de noviembre de 1989, en el marco de la más grande ofensiva militar del ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en San Salvdor, efectivos del Ejército asesinaron en el campus de la UCA a los sacerdotes españoles Ignacio Ellacuría (rector) e Ignacio Martín Baró (vicerrector). También fueron asesinados Segundo Montes, Amando López, Juan Ramón Moreno – los tres de nacionalidad española–, el sacerdote salvadoreño Joaquín López, la empleada doméstica Elba Ramos y su hija Celina. Ante la imposibilidad de encontrar reparación ante la justicia salvadoreña, a inicios del 2005 en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington comenzó un juicio contra el Estado salvadoreño por "denegación del derecho de justicia" y el caso aún se analiza en esa instancia. No solo los jesuitas reclaman justicia por hechos violatorios a los derechos humanos en la época de la guerra civil que en sus doce años dejó unos 75.000 muertos. En otro caso más, la no gubernamental Comisión de Derechos Humanos de El Salvador (CDHES), también planea llevar ante la CIDH el caso del asesinato en marzo de 1983 de Marianella García Villa, fundadora de esa entidad. Por el momento la CDHES recaba toda la información disponible para sustentar el caso del asesinato cometido por efectivos del ejército y que se produjo cuando García Villa recababa información sobre violaciones a los derechos humanos contra campesinos en la zona conflictiva del cerro de Guazapa (al norte de San Salvador). García Villa fue capturada y posteriormente asesinada por soldados del ejército el 15 de marzo de 1983. Luego el ejército aseguró que había muerto en combate. "Lamentablemente hay que buscar justicia fuera de nuestro país, ya es tiempo que la impunidad sea erradicada y no se proteja más a asesinos de guerra y por eso buscamos en las instancias que sea posible la mano de la justicia para que los culpables respondan", dijo el presidente de la CDHES, Miguel Montenegro. En tanto, en un pronunciamiento público, la Asociación Pro Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidos (Pro–búsqueda), recordó que en el país "hay todavía muchos niños y niñas desaparecidos durante el conflicto" y que "tarde o temnprano" los mismos "deberán ser investigados" por el Estado salvadoreño obligados por instancias de justicia internacionales.

Descarga la aplicación

en google play en google play