Escúchenos en línea

Peligran elecciones hondureñas por continuidad del golpismo

Tegucigalpa. PL. | 13 de Octubre de 2009 a las 00:00
Las elecciones generales en Honduras, previstas para el próximo mes, siguen en riego por el golpismo, aunque avanzan las negociaciones para hallar salidas a la crisis que desató la asonada castrense. Numerosos sectores de la sociedad civil agrupados en el Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado indicaron que, de mantenerse las actuales condiciones, desconocerán los resultados de los cercanos sufragios. En la mesa de diálogo, abierta el pasado 7 de octubre, los representantes del presidente constitucional Manuel Zelaya y del gobernante de facto Roberto Micheletti acordaron no adelantar los comicios como se había propuesto y mantener la fecha del 29 de noviembre. Ese y otros cuatro puntos acordados podrían quedar "en cero" si los golpistas persisten en impedir el retorno del mandatario depuesto por la fuerza el 28 de junio último, valoró el coordinador general del Frente, Juan Barahona. La restitución del dignatario constituye el punto clave de las negociaciones que se retoman este martes y, a la vez, el tema más polémico, "con posiciones encontradas y hasta ahora irreconciliables", evalúa el diario local Tiempo. En opinión de Zelaya, las elecciones pueden prestarse para un fraude si prosigue "una tiranía con represión"; además los resultados en las urnas serán desconocidos por la comunidad internacional. "Si llegamos a las elecciones sin un arreglo, lo que pasará es que se va profundizar la crisis, será un gobierno débil, espurio", consideró el jefe de Estado en declaraciones al Canal 11 de televisión. A los ojos de la canciller Patria Rodas, la situación hondureña se agrava cada día en medio del actual proceso de diálogo, abierto por la gestión mediadora de la Organización de Estados Americanos (OEA). La integrante del gabinete de Zelaya denunció ayer en las Naciones Unidas que el régimen de facto, instalado aquí hace más de 100 días, trata de utilizar la elecciones para legitimar el golpe de Estado y el régimen impuesto por la fuerza de las armas. Los comicios, estimó la jefa de la diplomacia, son un derecho conquistado por los ciudadanos y no una forma de legitimar asonadas ni situaciones inconstitucionales. Mediante los sufragios generales deben quedar electos el nuevo presidente de la República, tres designados presidenciales (vicepresidentes), 128 diputados, 298 alcaldes, 20 integrantes del Parlamento Centroamericano y los suplentes en varias estructuras para un total de casi tres mil cargos.

Descarga la aplicación

en google play en google play