Escúchenos en línea

Un millón de hondureños sin acceso a agua potable

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 15 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Al menos un millón de hondureños no tienen acceso a agua de calidad potable, se informó este miércoles durante la instalación en Tegucigalpa del foro "Sistemas hídricos en Honduras: Sustentabilidad o desastre". El foro, que es patrocinado por el Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA), tiene como objetivo "abordar la sustentabilidad de los sistemas hídricos en Honduras, a partir de los diferentes problemas que puedan afectar los cuerpos hídricos del país". La jornada de dos días de trabajo fue inaugurada por el presidente del TLA, Javier Bogantes, quien explicó los objetivos y trabajo del Tribunal en el continente americano. Dijo que el TLA "es un tribunal de conciencia, y aunque sus resoluciones no son vinculantes para las partes involucradas, se convierten en una base técnica científica para la resolución de los conflictos relacionados con el agua en la región". En una exposición, el miembro de la Comisión científico-técnica del TLA, Ricardo Valverde, reveló que al menos un millón, de los siete millones de hondureños, no tienen acceso a agua de calidad potable. Expresó además que la falta de acceso a agua potable afecta a la población más vulnerable de este país centroamericano, la que en su mayoría reside en la zona rural. Dijo que esta situación se da a pesar de que Honduras es uno de los países con disponibilidad de agua considerada como alta en la región centroamericana. En su análisis de la situación del agua en Honduras, Valverde señaló que una de las principales causas de destrucción de las fuentes de agua en el país, es, a su vez, la destrucción anual de al menos 80.000 hectáreas de bosque. "Honduras en la década de los años 80 y 90 (del siglo pasado) presentó una de las tasas de deforestación más elevada de América Central (...), lo que implica pérdida de suelos y la afectación a las cuencas", apuntó. Valverde dijo que, en su opinión, "este es un aspecto que debe tratarse con la mayor urgencia posible". En su análisis, Valverde también llamó la atención sobre la situación actual de importantes cuencas hidrográficas, como la del río Choluteca, que es parte de la vertiente del Pacifico en Honduras. Dijo que esta cuenca, "convertida en un vertedero de cielo abierto, ya cuenta con parámetros de sedimentación y de contaminación fecal elevadísimos, que es un río biológicamente muerto".

Descarga la aplicación

en google play en google play