Escúchenos en línea

Demandarán a española Rasfer por estafa en el caso del jarabe envenenado

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 17 de Noviembre de 2006 a las 00:00
La empresa panameña Medicom, acusada de importar la materia prima contaminada que ha causado la muerte de 43 personas, anunció este viernes que entablará una demanda civil ante los tribunales españoles contra la empresa Rasfer Internacional por estafa. Valentín Jaén, abogado de Medicom, dijo a la prensa que la acción legal se sustenta en el hecho de que Rasfer Internacional, de España, vendió a la empresa panameña un embarque de dietileneglycol (alcohol industrial), que fue la materia prima que contaminó los medicamentos en la Caja de Seguro Social (CSS) de Panamá. Agregó que Medicom había hecho un pedido de glicerina para la CSS y que lo que enviaron fue dietileneglycol, que causó en los pacientes un síndrome renal agudo. Rasfer es la única que tuvo acceso al embarque contaminado que fue enviado a Panamá en septiembre de 2003, según la misma fuente. Jaén también responsabilizó de las muertes a la propia CSS al señalar que esta institución no contaba con los mecanismos para comprobar la calidad del producto que estaba recibiendo. El Ministerio Público panameño ordenó esta semana la detención preventiva de cuatro funcionarios del laboratorio de Producción de Medicamentos de la CSS, que elaboró cuatro tipos de medicinas contaminadas. Los detenidos son la jefa del Laboratorio de Producción de Medicamentos, Linda Thomas; el jefe de Control de Calidad, Eduardo Taylor, y el químico y asistente de Farmacia, Ignacio Torres. El cuarto es el biólogo y asistente de farmacia Miguel Algandona, que fue ingresado en el hospital de la CSS por una crisis emocional agravada repentinamente, pero está a las órdenes del Ministerio Público (MP). Estos funcionarios están acusados por el delito contra la seguridad colectiva y el de atentar contra la salud pública, en relación con los medicamentos contaminados con dietileneglycol elaborados en el laboratorio de la CSS. Las autoridades no precisaron si los delitos se refieren a negligencia o falta de controles de calidad en la elaboración de las medicinas, u otras infracciones. Tras varias semanas de incertidumbre y después de las primeras seis muertes el pasado 6 de octubre, las investigaciones determinaron la presencia del tóxico en los cuatro productos de la CSS: expectorante sin azúcar, difenhidramina en jarabe, calamina en loción y pasta al agua en loción (estas dos últimas de uso externo). El MP acusó de delitos contra la salud pública a los directivos de Medicom, importador de la materia prima que resultó contaminada y utilizada en la elaboración de los medicamentos. Dos de estos directivos están detenidos. El gerente de Medicom, Angel de la Cruz, fue detenido hoy por agentes de la Dirección de Investigación e Información Policial (DIIP) de la Policía Nacional y en las próximas horas será puesto a las órdenes de la Fiscalía Cuarta Superior, dijo a Acan-Efe una fuente del Ministerio Público. Con estas suman siete las detenciones en este caso que ha causado hasta ahora 43 muertos y 46 afectados. El presidente panameño, Martín Torrijos, anunció el lunes varias medidas en el sistema público de salud por esta crisis sanitaria. Las medidas incluyen el acceso oportuno a medicamentos de calidad, el cierre "definitivo" del laboratorio de la CSS y la organización de un sistema único de servicios públicos de salud. La mayoría de estos cambios, que algunos sectores esperaban incluyera la separación del cargo del ministro de Salud, Camilo Alleyne, y del director de la CSS, René Luciani, se realizarán a largo y mediano plazo.

Descarga la aplicación

en google play en google play