Escúchenos en línea

El Salvador sufre la violencia, pero Saca dice que «va por buen camino»

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 19 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El presidente Elías Antonio Saca aseguró este domingo que El Salvador va "por buen camino" en el combate a la delincuencia que entre enero y octubre dejó 3.076 homicidios, según datos de la Policía Nacional Civil (PNC). "Vamos por buen camino, invirtiendo en la PNC. Con el apoyo del ejército y de la población y de todos los sectores vamos a sacar adelante esta situación" que sacude al país, aseguró Saca en su mensaje de los domingos en cadena de radio. Para salir al paso de la ola de violencia que a diario deja un promedio de entre 10 y 12 homicidios, además de centenares de asaltos a mano armada, el Gobierno busca reforzar la PNC, que dispone de 16,500 efectivos para cubrir el territorio de escasos 20,742 km2 y 6,9 millones de habitantes. El Ministerio de Gobernación aseguró que se requieren 45 millones de dólares para desplegar 6,000 nuevos policías y contar con un cuerpo de 22,500 elementos. El mandatario adelantó que el jueves participará en un acto con motivo del "Día Nacional de la Oración" y pidió a todos los salvadoreños que aprovechen esa fecha para elevar "plegarias al Todopoderoso, para que nos siga guiando por caminos sólidos hacia el progreso, la armonía y la paz social y que nos permita terminar o reducir la situación de violencia y delincuencia". Según la PNC, de enero a octubre El Salvador registró 3,076 homicidios superando los 3,043 del mismo período de 2005. No obstante, Saca aseguró, en su mensaje de los domingos en cadena de radio, que con lo que invierte el Estado en esa fuerza de seguridad "vamos a sacar adelante esta situación".

Desoye clamor ciudadano

Organizaciones sociales, políticas y religiosas advierten constantemente que el freno a la violencia no está en el incremento de la represión, sino en cambios sustanciales en la sociedad. La Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Beatrice De Carrillo, ha manifestado que los planes y acciones ejecutados por la PNC, que pretenden disminuir los índices delincuenciales, inciden en el aumento de este flagelo. Igualmente, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) asegura que la adopción de medidas preventivas de orden social en lugar de represión disminuirán el alto índice de criminalidad. El FMLN, la principal fuerza opositora del país, propuso recientemente, desarrollar acciones de control de la portación de armas y ejecutar programas dirigidos a la juventud, así como capacitar a escolares en proyectos de prevención del consumo de drogas. También, subrayó que es necesario promover fuentes de empleo para la población de zonas marginales con fondos del Estado, crear comités "de prevención municipal", "fortalecer" la educación y adoptar medidas efectivas para prevenir la violencia intrafamiliar. Por su parte, la iglesia católica insiste en la implementación de programas de reinserción para jóvenes vinculados a las pandillas que en el país tienen unos 10 mil 500 miembros y que, según las autoridades, son responsables de la mayor parte de los homicidios. El arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, destacó este domingo en su prédica dominical que la violencia "ha dejado profundas huellas en la sociedad, cuyas estructuras parece que se resquebrajan, y la inseguridad se extiende por doquier". "Debemos estar siempre pendientes del hoy y ahora, y de las circunstancias históricas que atravesamos, son tiempos difíciles en la historia del país, la violencia incontrolable ha dejado huellas sangrientas en la población, cuyas estructuras parecen que se resquebrajan (y) la inseguridad se extiende por doquier", aseguró Sáenz, durante su homilía dominical en la catedral capitalina. El arzobispo recordó que la iglesia católica ha dirigido reiteradamente su palabra "haciendo un llamamiento a descartar la violencia y a establecer un diálogo y acciones que lleven a la superación de los conflictos sociales y de la situación de pobreza y falta de trabajo para tantos salvadoreños". "Muchos jóvenes carentes de apoyo familiar buscan apoyarse en las pandillas que los inducen a la violencia y los incorporan a una asociación sin cauces morales", subrayó. Insistió que "los esfuerzos humanos parecen insuficientes para superar la actual crisis social necesitamos de la ayuda de Dios".

Descarga la aplicación

en google play en google play