Escúchenos en línea

A 20 años de invasión Noriega sigue preso pese a cumplir pena

Ciudad Panamá. Notimex. | 19 de Diciembre de 2009 a las 00:00
A 20 años de la invasión de Estados Unidos a Panamá, el general Manuel Antonio Noriega, el objetivo principal de ese ataque, permanece preso en la ciudad de Miami, Florida, pese a haber purgado su condena por narcotráfico y lavado de dinero. Con la operación Causa justa, ordenada por el entonces presidente estadounidense George Bush, fue invadido Panamá con una fuerza de más de 26 mil hombres en los primeros minutos del 20 de diciembre de 1989, en el clímax de una serie de hostilidades contra la dictadura de Noriega. Con la invasión, Estados Unidos además de argumentar el derrocamiento de Noriega, probó la última tecnología militar de la época, con potentes aviones que lanzaban bombas de hasta una tonelada y ubicaban con precisión sus blancos de ataque. Asociaciones de familiares de víctimas y grupos de defensa de los derechos humanos aún reclaman conocer cuántos panameños murieron con exactitud en aquellos días, pues mientras algunos hablan de unas 427 víctimas, otros elevan la cifra a unos cuatro mil. Luego de huir varios días y tras la aniquilación de sus Fuerzas de Defensa -con esporádicas acciones de resistencia-, Noriega decidió refugiarse en la Nunciatura el 24 de diciembre, donde permaneció hasta el 3 de enero de 1990, cuando fue capturado. Noriega, nacido en cuna humilde el 11 de febrero de 1938, fue llevado a Estados Unidos para ser enjuiciado por acusaciones de lavado de dinero y narcotráfico, interpuestas en 1988. Agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, Noriega vio crecer su poder luego de ayudar al fracaso de golpe contra el caudillo Omar Torrijos en 1969, para tejer una red de apoyo que lo llevó a la jefatura castrense tras la muerte del líder en 1981. La suerte de Noriega -implicado en el escándalo Irán-contras, mediante el cual se financiaba con venta de drogas la contrarrevolución en Nicaragua-, empezó a cambiar cuando en 1987 el coronel Roberto Díaz Herrera, lo denunció. Las acusaciones de Herrera contra Noriega de hacer fraude en las elecciones de 1984, sus implicaciones con el tráfico de drogas y lavado de dinero y en la muerte del médico guerrillero Hugo Spadafora, alentaron la oposición derechista contra la dictadura. Encarcelado en un penal de Florida, Noriega fue condenado a 40 años de cárcel por el juez William Hoeveler, aunque la sentencia fue rebajada por la buena conducta del ex hombre fuerte panameño hasta cumplirla el 9 de septiembre de 2007. Pedidos de extradición a Francia -donde está acusado de lavado de dinero- y de Panamá -donde está a la espera de al menos 20 años de cárcel por la muerte de Spadafora y otros crímenes- mantienen al general con sus carceleros estadounidenses. Sus abogados y el propio Noriega han afirmado que prefieren su retorno a Panamá. Noriega espera el fallo de un tribunal estadounidense a una apelación tras desestimarse que por su condición de prisionero de guerra, el ex hombre fuerte no puede ser llevado a Francia, sino a Panamá. Para conmemorar la invasión, una efeméride con bajo perfil en los medios locales, familiares de víctimas acudirán el domingo al Jardín de Paz, un cementerio local para rendir homenajes y exigir que esta fecha sea declarada Día de Luto Nacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play