Escúchenos en línea

Influenza A marcó presión para salud en Costa Rica en 2009

San José. nacion.com | 30 de Diciembre de 2009 a las 00:00
Al comenzar este 2009, las autoridades mundiales de salud desconocían el reto que este año les traería. En abril, la aparición de la primer pandemia desde 1944, la influenza AH1N1, tomó por sorpresa al orbe. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estaba preparándose para enfrentar una eventual pandemia de gripe aviar AH5N1, que tenía un pronóstico aun peor para quienes se contagiaban. Sin embargo, llegó una enfermedad nueva, con características muy similares a las de la pandemia de 1918, pero que dejaba -y sigue dejando- más preguntas que respuestas. “Este virus es altamente impredecible. Nadie quiere que haya una mutación del virus, pero tampoco nadie sabe lo que puede suceder”, explicó ayer en conferencia de prensa Margaret Chan, directora de la OMS. Se trata de una gripe que provoca fiebre, dolor de cuerpo y complicaciones respiratorias que pueden llevar a los pacientes de alto riesgo a neumonías severas e incluso, a la muerte. Un mal que se presenta más en personas jóvenes y con especial riesgo en mujeres embarazadas, con hijos recién nacidos, así como en obesos, hipertensos y asmáticos. Ha sido un virus que se expandió en poco tiempo y, tres meses después de los primeros casos, ya afectaba a más de 90.000 personas en más de cien países y había causado la muerte de más de 10.000. “El virus afectó a 205 países. Somos muy afortunados porque la mayoría de los enfermos ha tenido síntomas leves”, agregó Chang. Como la gripe se extendió rápidamente, se hizo necesaria una vacuna. Entonces, seis casas farmacéuticas se lanzaron en su búsqueda. Algunos sectores criticaron la medida, aduciendo que intereses económicos llevarían a la elaboración de una inoculación “a la carrera” y poco eficaz. Las vacunas se aprobaron en tiempo récord de dos meses. China fue el primer país en vacunar en octubre pasado. Le siguieron Estados Unidos y Europa. América Latina sigue a la espera de dosis. En nuestro país, el Ministerio de Salud indica que las dosis estarán el mes entrante. Hasta ahora, las vacunas muestran eficacia y efectos adversos leves. Pero este mes la empresa Sanofi Aventis retiró 3.000 dosis y Medinmune 800.000, ambas debido a “ligeras disminuciones de eficacia”. Este 2009 también se caracterizó por otros logros en investigación de vacunas para males que carecen de ellas. La inoculación contra el dengue pasó las primeras dos fases de prueba y se estima que el producto definitivo estará listo en el 2015. La vacuna experimental contra el sida obtuvo su primer éxito, pero su eficacia es solo del 31,2% y hacen falta más estudios. La inmunización contra la malaria también pasó dos fases de pruebas y comenzaría a aplicarse en tres años.

Descarga la aplicación

en google play en google play