Escúchenos en línea

Congreso golpista pospone discusiones sobre amnistía política

Tegucigalpa. AFP. | 4 de Enero de 2010 a las 00:00
El Congreso de Honduras suspendió este lunes una reunión en que su directiva discutiría una amnistía a los implicados en el golpe de Estado de junio y la salida del país de la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, que impulsa Venezuela, informó Claudio Moncada, portavoz del Paralemnto. "No hubo reunión y seguramente se realizará el jueves", manifestó Moncada, quien declinó detallar los motivos de la postergación de la reunión de los 10 directores del legislativo. El presidente del Congreso, José Saavedra, había adelantado que las discusiones iniciaban hoy. La radio HRN informó que la suspensión de la reunión obedeció a que no hubo el número de diputados suficientes para que sesionara el directorio. Luego de la pausa de las fiestas navideñas, el directorio planeaba iniciar el debate de ambos temas, luego discutirlos con los jefes de bancada, para posteriormente llevarlos al plenario del Congreso. Lobo gestionó la amnistía a pedido de los presidentes de Costa Rica, Oscar Arias, y de Panamá, Ricardo Martinelli, cuando se reunieron en San José a inicios de diciembre. "La política es para hacer amigos, por eso es necesaria una amnistía política, que abarque a todos los involucrados (en el golpe de Estado de) el 28 de junio", justificó Lobo, quien asumirá el 27 de enero en medio de un clima de polarización derivada de la destitución del mandatario Manuel Zelaya. A mediados de diciembre, el Congreso nombró a seis diputados para que analicen y rindan un informe sobre la amnistía para los involucrados en el golpe de Estado del 28 de junio, que sumió al país en una profunda crisis política y lo aisló de la comunidad internacional. El Congreso pidió a la Corte Suprema de Justicia, la Procuraduría General y la Fiscalía de la Nación su opinión sobre el polémico tema de la amnistía, que si es aprobada devolverá la libertad a Zelaya, refugiado desde el 21 de septiembre en la embajada de Brasil en Honduras. Los diputados podrían pronunciarse sobre ambos temas en la primera quincena de enero. Lobo ha insistido en que "no debe haber vencedores ni vencidos" y ha instado a la renuncia de Roberto Micheletti para que la comunidad internacional reconozca las cuestionadas elecciones de noviembre, marcadas por un abstencionismo superior al 50%, según cifras del Tribunal Supremo de Elecciones. Sólo Estados Unidos, Costa Rica, Panamá, Colombia y Perú han reconocido los resultados de los comicios. El gobierno de facto de Micheletti ha rechazado las presiones externas para que abandone el cargo, una de las condiciones para que Lobo reciba el reconocimiento general. En relación con el ALBA, Micheletti envió al Congreso en diciembre un proyecto para retirar a Honduras de ese organismo, que impulsa el mandatario venezolano, Hugo Chávez, después de que el país lo suscribiera el 25 de agosto de 2008 por iniciativa de Zelaya. La adhesión generó descontento en los sectores poderosos de Honduras, que han acusado a Chávez de injerencia en los asuntos internos del país.

Descarga la aplicación

en google play en google play