Escúchenos en línea

Apenas el 25% de los ticos votó en las elecciones para alcaldes

Diario La Nación y agencia AFP. Desde San José. | 4 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El 75.73% de los electores costarricenses no votó en las elecciones municipales de este domingo, informó el Tribunal Supremo de Elecciones. Ese porcentaje (cuando faltaba por escrutar el 9% de las 4,852 juntas), es levemente inferior al 77.20% registrado en el 2002. El gobernante Partido Liberación Nacional (PLN) fue el gran ganador en las elecciones municipales de ayer al obtener 59 de las 81 alcaldías. Los socialdemócratas superaron las 27 conseguidas en los primeros comicios, en el 2002. Veintitrés alcaldes –de 47 que intentaron quedarse en su actual cargo– lograron ayer su objetivo. En la provincia de San José (la más poblada del país), tres de 11 aspirantes mantendrán su cargo otros cuatro años. El PLN tendrá la hegemonía en las siete cabeceras de provincia: Heredia, Limón, Puntarenas, Alajuela, Cartago y en Liberia (Guanacaste), además de San José, en donde el alcalde Johnny Araya logró ampliamente su reelección. El liberacionista fue uno de los 23 aspirantes que continuarán en el cargo. Araya fue elegido por segunda ocasión consecutiva para gobernar la Alcaldía de la capital pues también ganó en las elecciones municipales del 2002 correspondientes al período 2003-2007. Ocupa el cargo de alcalde desde el 2003, pero antes fue ejecutivo municipal (figura anterior a la de alcalde) entre 1991 y 1998. Ocupó silla de regidor en el municipio josefino de 1982 a 1986. Otra del PLN, la exdiputada Joyce Zürcher (2002-2006) será la nueva alcaldesa de Alajuela. El gran perdedor de la jornada fue el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), que apenas retuvo 10 de las 48 alcaldías. El Partido Acción Ciudadana (PAC) logró tres cargos, dos más que hace cuatro años. El Movimiento Libertario se acreditó por primera vez una plaza, la que obtuvo en Paraíso de Cartago. Otros partidos, como Unión Nacional y Unión para el Cambio, también se estrenarán al frente de una alcaldía: el PUN se acreditó dos y UPC, una. Renovación Costarricense logró una, al igual que en las elecciones del 2002. Solo tres de las 24 agrupaciones cantonales consiguieron alcaldías: Curridabat Siglo XXI (la mantiene), la Organización Laborista Aguirre y Acción Cantonal Siquirres Independiente. Al igual que hace cuatro años, el país vivió una jornada electoral que se caracterizó por la ausencia de los costarricenses en los centros de votación. Óscar Fonseca, presidente del TSE, dijo anoche que los comicios se desarrollaron sin mayores contratiempos. Las 4.852 juntas abrieron de 6 am a 6 pm. "Sí duele (el ausentismo) porque el Estado ha hecho un esfuerzo enorme. Se han gastado 3,000 millones de colones (5.75 millones de dólares). Ya solo eso significa que se ha perdido la mayor parte de ese dinero", aseguró el jerarca del TSE. Aparte de los 81 alcaldes y dos suplentes, fueron electos concejales de distrito, síndicos y miembros de los concejos municipales de distrito y sus ocho intendentes. "Si hay un alto abstencionismo, como parece indicar el cómputo de votos hasta el momento, se debe a otras razones, nunca imputables al trabajo que el Estado le encomienda al Tribunal", afirmó Fonseca. Fonseca enfatizó que el TSE puso a disposición de los 2,6 millones de electores todas las facilidades para que asistieran a votar. "El proceso, en el sentido de la organización, fue todo un éxito", expresó el magistrado, quien criticó a quienes "con ligereza y sin profundidad" han criticado al TSE y le han atribuido culpa del abstencionismo. A pesar de la tristeza, "la esperanza no se ha perdido", agregó Óscar Fonseca en alusión a la posibilidad de mejorar la participación electoral en futuros comicios municipales. El magistrado advirtió que esta es apenas la segunda vez en la historia del país que los ciudadanos eligen a autoridades cantonales. Fonseca enfatizó en la necesidad de aprobar reformas electorales "urgentes e indispensables" que ahora se discuten en la Asamblea Legislativa. De acuerdo con analistas locales, la cercanía de estas elecciones con los comicios presidenciales que se realizaron en febrero pasado, es el factor más determinante de la escasa participación ciudadana. Los partidos políticos han quedado desgastados económica y organizativamente para hacer frente a una nueva campaña electoral, a sólo diez meses de concluir la campaña para la elección de presidente, diputados y munícipes.

Descarga la aplicación

en google play en google play