Escúchenos en línea

Corte Interamericana inicia caso por desaparición en Guatemala

San José. La Voz.com. | 2 de Febrero de 2010 a las 00:00
La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) realizó este martes una audiencia pública sobre una demanda contra Guatemala por la desaparición forzada hace del líder maya Florencio Chitay Nech hace 28 años cuando fungía como alcalde. Chitay era maya kaqchikel y era dirigente de la Democracia Cristiana Guatemalteca cuando empezó a sufrir agresiones tras asumir como alcalde municipal de San Martín de Jilotepeque, tras la desaparición del alcalde titular. Por las amenazas renunció y se trasladó a la ciudad de Guatemala. En abril de 1981 fue secuestrado frente a su hijo y desde entonces no se sabe nada de Chitay. Su caso inició ante la Corte con una audiencia pública en la que testificaron sus hijos Pedro y Encarnación, así como algunos expertos. "Antes hubo intentos de secuestro hacia nosotros, nos perseguían... la desaparición de mi padre se debe al liderazgo que tenía y por trabajar en beneficio de los indígenas", comentó Pedro Chitay a la AP. Añadió que la demanda se debe a que el estado "no ha hecho nada para esclarecer el caso, y lo hacemos por reivindicar la memoria de nuestro padre y por la búsqueda de la verdad". Indicó además que esperan que un pronunciamiento de la CorteIDH ayude a un esclarecimiento de los hechos, "porque hay 45.000 desaparecidos, que son casos que por temor no se han denunciado". Rosalina Tuyuc, designada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para detallar sobre la persecución a líderes indígenas en Guatemala durante el conflicto armado, calificó el retroceso "como de casi 100 años" y destacó impactos como el tener que abandonar las tierras y la pérdida cultural. "Los líderes son los que guían y buscan soluciones, y cuando no hay liderazgos significa el cierre de oportunidades para las comunidades, quedan en el abandono", apuntó. Señaló que "el sistema como tal nunca fue hecho para los indígenas". Por su parte, la abogada de las presuntas víctimas, Astrid Escobedo, calificó como un triunfo el poder presentar el testimonio de dos de los cinco hijos de Chitay ante los jueces. "Ha sido un proceso difícil porque hasta ahora los hijos deciden hablar y nunca han tenido asistencia psicológica, sus derechos han sido violados por 30 años", comentó.

Descarga la aplicación

en google play en google play