Escúchenos en línea

Trabajadores piden al gobierno de Costa Rica cancelar deuda con Seguro Social

Agencia AFP. Desde San José. | 6 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Los trabajadores de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) demandaron este miércoles al Estado que tome medidas para cancelar una deuda de más de 582 millones de dólares con la institución, a fin de evitar una inminente crisis financiera. La deuda del gobierno con la CCSS "ha crecido en forma acelerada en los últimos meses, pasando de 180.000 millones de colones (unos 350 millones de dólares) en el 2005, a 300.000 millones (582,5 millones de dólares) en el 2006", aseguró en conferencia de prensa la secretaria general adjunta de la Unión de Empleados de la Caja (UNDECA), Martha Rodríguez. La dirigente aseguró que esta deuda, unida a la morosidad de los patronos privados -cuyo monto no reveló-, provocará una "aguda crisis financiera" a muy corto plazo y, eventualmente, "una debacle del régimen universal y solidario" de la salud en Costa Rica. La CCSS, que administra el sistema de salud pública del país y el mayor régimen de pensiones, se financia por ley con aportes de los patronos privados, los trabajadores y el Estado. Sin embargo, diferentes gobiernos han dejado acumular las deudas con la institución y -de acuerdo con UNDECA- la administración del presidente Oscar Arias no muestra voluntad de amortizar esa deuda, pues no incluyó ninguna previsión en el presupuesto del año próximo. Luis Chavarría, secretario general de la agrupación, aseguró que la escasez de recursos que enfrenta la Caja del Seguro Social tiene efectos graves para los asegurados, tales como los faltantes de medicamentos y la postergación de citas médicas y exámenes de laboratorio de los que en muchos casos depende la vida de los pacientes. Según los dirigentes sindicales, la enorme migración que soporta Costa Rica está contribuyendo también a agravar los problemas en el sistema de salud pública, aumentando la presión sobre los servicios. "Partimos de la premisa de que los extranjeros tienen igual derecho a la atención en salud y que no deben ser discriminados, pero el gobierno debe buscar apoyo internacional para evitar que los costos de esta migración no se traduzcan en un deterioro de los servicios que pagan los costarricenses", indicó Rodríguez. El principal flujo migratorio es de nicaragüenses que, según cifras extraoficiales, representan más del 10% de la población nacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play