Escúchenos en línea

Centroamérica recalca su unidad en negociación con UE

Bruselas. EFE. | 26 de Febrero de 2010 a las 00:00
Los países centroamericanos destacaron este viernes su "unidad" en las negociaciones para un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE), al término de la ronda que ha marcado el regreso a las conversaciones tras su suspensión temporal, provocada por el golpe de Estado en Honduras el pasado junio. "Todos los países tenemos una posición cohesiva en cada uno de los asuntos" del acuerdo, manifestó en una rueda de prensa el jefe negociador costarricense, Roberto Echandi, y aseguró que América Central es la "primera región en el mundo que ha llegado tan lejos" en la negociación de un acuerdo de este tipo (compuesto de tres pilares: diálogo político, cooperación y comercio). Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras, además de Panamá, que participa como observador, han subrayado en la vuelta al trabajo que están dispuestos a cumplir los plazos que se han marcado y lograr rubricar el acuerdo en la cumbre euro-latinoamericana de Madrid del próximo 18 de mayo en Madrid, que tendrá lugar bajo presidencia española de la UE. "Si seguimos trabajando como hasta ahora, no hay razón para que no acabemos en Madrid", indicó el jefe negociador del pilar comercial del acuerdo por parte de la Comisión Europea (CE), Matthias Jorgensen, quien indicó que se cerraron algunos capítulos importantes. Se avanzó en temas como comercio y competencia y en reglas de contratación pública, y se consiguieron "importantes logros" en acceso al mercado, reglas de origen, servicios y derechos de establecimiento, derechos de propiedad intelectual e indicaciones geográficas. Afirmó, no obstante, que habrá que trabajar especialmente en los capítulos de acceso al mercado europeo de productos agrícolas centroamericanos (sobre todo bananas y azúcar) y de desarrollo sostenible. En lo referente al diálogo político y cooperación, las partes lograron un acuerdo en la situación de los pueblos indígenas, la lucha contra el terrorismo, la protección del medioambiente, el cambio climático, la energía y el transporte. Asimismo, decidieron incluir una cláusula que permita ampliar el marco de cooperación entre ambas regiones en "otras cuestiones no previstas expresamente en el acuerdo". Continuaron el intercambio de puntos de vista en migración, buena gobernanza fiscal y otras disposiciones transversales, mientras que la idea de crear un fondo para "corregir las asimetrías" en desarrollo en los países centroamericanos será estudiada a nivel técnico en marzo. Las negociaciones bi-regionales continuarán en las próximas semanas mediante contactos informales entre los negociadores de ambas partes. En la semana del 22 al 26 de marzo tendrá lugar en Bruselas una reunión específica sobre comercio y, en la semana del 19 al 23 de abril, la que se espera que sea la última ronda de negociación de este pilar.

Descarga la aplicación

en google play en google play