Escúchenos en línea

Piden prudencia de población para uso de pólvora en El Salvador

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 10 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, reiteró este domingo el llamamiento de la Iglesia Católica a la población para que sea prudente en el uso y manejo de juegos pirotécnicos ante las festividades de Navidad y Año Nuevo. El prelado dijo, en una rueda de prensa, que tradicionalmente el manejo de materiales explosivos ha sido causa de muchas víctimas, incluso mortales, la mayoría niños. Cuando al menos seis personas han muerto en este año por causa de explosiones en viviendas que han sido utilizadas para la fabricación de esos materiales, el prelado manifestó que "es sintomático que cuando empiezan las fiestas de Navidad los puestos de socorro y los hospitales se ven visitados por muchísimas familias". Indicó que la mayoría de estas familias "llevan a los niños con heridas y quemaduras graves por cohetes (petardos) y silbadores (juego considerado peligroso)". "Por lo tanto", añadió el prelado, "deben haber medidas muy restringidas respecto a los silbabores en concreto y de haber un llamamiento a la prudencia a las familias respecto al uso de cohetes, sibadores y cualquier cosa que pueda ocasionar problemas a los niños que son las víctimas más frecuentes en este caso". La quema de pólvora a la medianoche del 24 y 31 de diciembre es una de las más antiguas tradiciones de El Salvador y representa una importante fuente de ingresos para familias pobres que se dedican a la fabricación de una gran diversidad de juegos pirotécnicos. Sin embargo, también ha sido una de las principales causas de muchos accidentes en la época, sobre todo por explosiones en viviendas donde son fabricadas en forma ilegal y no reúnen las condiciones necesarias de seguridad.

Descarga la aplicación

en google play en google play