Escúchenos en línea

Arias celebró solito la desparición del ejército en Costa Rica

Agencia ACAN–EFE. Desde San José. | 10 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, hizo este domingo un llamado para buscar la desmilitarización mundial al tomar como ejemplo a su país, que abolió el ejército hace 58 años. Arias dijo en un discurso que pronunció en un acto de celebración del aniversario de la abolición del ejército que la guerra nunca la ha ganado "quien lleve la verdad", sino "quien lleva las mejores armas". El mandatario, Premio Nobel de la Paz 1987, destacó que Costa Rica "descansa segura en la convicción de que cualquier lucha la ganará por ser superior en la razón, por tener mejores argumentos". "Los ejércitos son nuestros sueños derrotados. Son nuestras ideas vencidas por el miedo y nuestras ganas apagadas por la impaciencia. Cada hombre que armamos en nombre de nuestra patria es un símbolo de que hemos perdido la más importante de las luchas: la de la razón", afirmó. El ya fallecido caudillo y ex presidente costarricense José Figueres Ferrer abolió las fuerzas militares de este país el 1 de diciembre de 1948, semanas después de concluir el último conflicto armado que vivió la nación, la guerra civil de ese mismo año. Costa Rica fue el primer país del mundo en eliminar su ejército con el fin de invertir más recursos en obras sociales, salud y educación, lo que provocó que el país alcanzara un alto desarrollo humano. "Estoy convencido de que la abolición del ejército no es una aventura aislada de un pueblo soñador, sino el propio destino del ser humano que Costa Rica protagonizó antes de tiempo", declaró el mandatario centroamericano. Agregó que "estoy convencido de que llegará el día en que muchas otras naciones del mundo seguirán el ejemplo y entonces los maestros de las escuelas dirán que la gran travesía de paz fue iniciada en suelo costarricense". El presidente resaltó el espíritu pacifista de José Figueres Ferrer y destacó la necesidad de seguir luchando contra la pobreza, mejorar la inversión en educación y mantener la paz en el país. El pasado 1 de diciembre se realizó la celebración oficial de la abolición del ejército, pero Arias no estuvo presente porque asistió a la investidura de Felipe Calderón en México. Arias también celebró hoy 19 años de haber recibido el Nobel de la Paz por sus aportes a la pacificación de Centroamérica, además del Día de los Derechos Humanos. A la ceremonia estaba invitado el presidente de Panamá, Martín Torrijos, quien no pudo acudir porque debía atender "diversos temas de interés nacional que reclaman su presencia física", según un comunicado de la presidencia panameña. En la actualidad, sólo 11.000 miembros de la Fuerza Pública protegen a los 4,2 millones de costarricenses.

Descarga la aplicación

en google play en google play