Escúchenos en línea

Panamá debe mejorar la educación pública, dice Banco Mundial

Agencia ACAN-EFE. Desde ciudad Panamá. | 14 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Panamá debe poner más énfasis en el mejoramiento de la educación, para lograr una reducción más efectiva de la pobreza en el país, según un informe presentado este jueves por el Banco Mundial (BM). El "Segundo Informe de Evaluación de la Pobreza en Panamá: Hacia una Reducción Efectiva de Pobreza", fue presentado en un taller organizado por el Banco Mundial en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) de Panamá. El documento, entregado a la prensa, analiza la pobreza y el desarrollo humano en Panamá, entre 1997 y 2003, y destaca que a pesar de un crecimiento de entre 3,5 y 4 por ciento, la primera no bajó significativamente en este periodo (37,3 a 36,8 por ciento). La pobreza extrema ha bajado más, pero no lo necesario para lograr las Metas del Milenio (18,8 a 16,6 por ciento), y los indígenas representan una proporción "elevada" y "creciente" de los pobres extremos, señala el estudio. Añade que en este periodo el acceso a la educación en Panamá se amplió "sustancialmente", pero que la brecha entre los indígenas y no indígenas se mantiene elevada. Entre 1997 y 2003, periodo que corresponde a la anterior administración de Mireya Moscoso, la pobreza en las comarcas creció de 95 a 98 por ciento y la pobreza extrema aumentó de 86 a 90 por ciento, lo que subraya la necesidad de poner un mayor énfasis en políticas dirigidas hacia estas poblaciones, según el informe. El BM considera que el crecimiento económico es una de las vías para reducir la pobreza en el país, pero que no es suficiente para lograr una de las Metas del Milenio de reducir la pobreza extrema en un 50 por ciento para 2015. Recalca que también es necesario reducir la desigualdad de ingresos y de oportunidades. "Panamá debería buscar mejorar la calidad de la educación básica, ampliar la cobertura en el nivel de secundaria y aumentar el acceso de los pobres a los servicios públicos", recomienda el informe. En otros de los puntos claves del estudio se afirma que para bajar la desigualdad y la pobreza extrema son "recomendables" programas de transferencias monetarias condicionadas a los más pobres, como en el programa "Red de Oportunidades", que es aplicado desde 2005 en Panamá y en algunos otros países de la región. Las transferencias están condicionadas a que las familias más pobres mantengan sus hijos en las escuelas y los lleven al médico. También destaca que el gasto en salud es alto, y que "Panamá no necesita gastar más en el sector social, sino invertir mejor". Subraya que "crecimiento económico, inversión sustentable en educación, salud, infraestructura y desarrollo rural deben ser efectivos para bajar la pobreza". Pedro Olinto, economista del BM y responsable del estudio, dijo que de esta forma "una mayor parte de la población y el país pueden aprovechar las oportunidades que brinda el crecimiento económico". Olinto agregó que queda "muy claro" en el informe que "para hacer avances significativos para bajar la pobreza en Panamá, además del crecimiento sustentable, necesitamos mejorar la efectividad en el gasto social".

Descarga la aplicación

en google play en google play