Escúchenos en línea

Honduras rompe en enero el monopolio de la distribución de combustible

Agencia Notimex. Desde Tegucigalpa. | 17 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El asesor legal de la Presidencia, Enrique Flores Lanza, anunció este domingo que el gobierno hondureño firmará en enero los contratos con las empresas ganadoras de la licitación internacional para la compra de combustibles. En entrevista, el funcionario detalló que el objetivo es que para el próximo mes de febrero, las compañías Conoco Phillips Company de Estados Unidos y la mexicana Gas del Caribe comiencen con las operaciones de distribución. La firma de los contratos forman parte de la iniciativa lanzada por el presidente Manuel Zelaya con el fin de abaratar al consumidor final el costo que asume por los constantes cambios de precios del petróleo en el mercado internacional. De un total de 13 compañías que participaron en el proceso, dos se adjudicaron el concurso que se estableció para abastecer el mercado energético hondureño, que consume anualmente unos 17 millones de barriles de combustibles refinados. Conoco Phillips Company será la encargada de proveer gasolina de tipo superior, regular y diesel, mientras Gas del Caribe, distribuirá el Gas Licuado de Petróleo. Flores lanza indicó que los ejecutivos de la firma estadunidense ya tienen en su sede en el estado de Texas el borrador del contrato, y estimó que el primer barco de combustibles llegará en febrero próximo. En el caso del gas, el primer embarque puede llegar al país a finales de enero próximo. El funcionario agregó que debido a que el gobierno carece de centros para almacenar combustibles, ya se firmó una carta de intenciones con la hondureña Distribuidora de Petróleo, S.A (DIPSA), que tiene terminales en el Caribe y el Pacífico. Honduras iniciará 2007 con la advertencia de la Asociación Nacional de Industriales sobre una posible demanda al Estado por parte de las trasnacionales Esso, Texaco y Shell, que por más de 80 años importaron y distribuyeron el combustible en país. Esas compañías se automarginaron de participar en la licitación como una forma de presionar por la entrada de competencia, mientras el gobierno adelantó que podría emitir un decreto que les prohibiría la importación de combustibles. Flores Lanza recordó que para el resto de las gasolinas -para jet kerosene, bunker y gasolina de avión- el concurso se declaró desierto, por lo que el gobierno quedó libre para comprarlos de manera directa o mediante una licitación privada.

Descarga la aplicación

en google play en google play