Escúchenos en línea

Derecha salvadoreña apurada por cumplir orden de Estados Unidos

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 19 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Apurados por la presión personal del embajador norteamericano, los 44 diputados de la extrema derecha salvadoreña se preparan para incrementar la represión como principal instrumento contra la insoportable violencia delincuencia que azota El Salvador. La derecha e izquierda salvadoreñas se enzarzaron en un intenso debate por la ley contra el crimen organizado, que recientemente exigió el embajador estadounidense en San Salvador, y que divide a la Asamblea por su eficacia. El proyecto de ley contra el crimen organizado y delitos complejos fue presentado por el gobierno del presidente Antonio Saca en octubre pasado al Congreso para su análisis y discusión. El pasado 14 de diciembre, el embajador de Estados Unidos en El Salvador, Douglas Barclay, se desplazó hasta la sede de la Asamblea Legislativa para pedir a los diputados que avanzaran en la discusión y aprobación de la referida ley y proporcionar herramientas a las autoridades para el combate de ese problema. "Existen varios anteproyectos de ley y otras iniciativas que no han prosperado y que podrían contribuir en la lucha, como por ejemplo, la ley contra el crimen organizado y delitos complejos. Les animo a que retomen las discusiones", señaló Barclay en la sede parlamentaria. Tras ese llamado del diplomático estadounidense, los diputados de la comisión del Congreso que analiza la ley retomaron con mayor celeridad el proceso y hasta ya se habla de un acuerdo para que sea sometida a aprobación este miércoles, en la última plenaria del año. "Lo que yo espero es un tajante sí de la Asamblea Legislativa. Esta semana valdría la pena aprobar la ley contra el crimen organizado", sostuvo el presidente Antonio Saca. La ley es "necesaria por cuanto establece mecanismos que posibilitan un mejor trabajo a las autoridades en el combate al crimen organizado", aseguró a la AFP el diputado de la oficialista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha), Guillermo Avila. No opinan lo mismo en la oposición. El diputado del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) Walter Durán considera que lo que se necesita es aplicar las leyes actuales para combatir el crimen organizado. El coordinador general del FMLN, Medardo González desconoce "cuál es el interés de que esto (la aprobación) se haga rápido, pero lo que si estamos claros es que con esa ley lo que se genera es más represión", dijo a la AFP. Para que la ley sea aprobada necesita como mínimo 43 votos de los 84 diputados del Congreso unicameral. La ley ya cuenta con la venia de Arena y del también derechista Partido de Conciliación Nacional (PCN), que juntos suman 44 votos. El proyecto de ley contra el crimen organizado y delitos complejos incluye, entre otros aspectos, la creación de tribunales especiales para juzgar a los acusados de delitos como homicidio, secuestro y extorsión, que las autoridades consideran como delitos complejos. Asimismo, con esa ley se permite a la policía a que realice operaciones encubiertas y utilice en las mismas mecanismos de apoyo como grabaciones de audio o vídeo para ser utilizados como elementos de prueba en los tribunales especiales, entre otros aspectos.

Descarga la aplicación

en google play en google play