Escúchenos en línea

España mete palanca a favor del Istmo en Acuerdo con UE

Madrid. nacion.com. | 15 de Mayo de 2010 a las 00:00
La Cumbre entre la Unión Europea (UE) y América Latina está a pocas horas de comenzar en esta ciudad y su anfitrión, el Gobierno de España, no tiene aún garantizados logros de trascendencia para mostrar como resultados de la cita. Por eso las autoridades políticas españolas decidieron arrollarse las mangas y activar una negociación paralela a la que Centroamérica y la UE han desarrollado hasta topar con las desavenencias en la etapa final. Así pretenden destrabar los desencuentros de los equipos de ambos bloques, que ayer todavía lo intentaban en un salón del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, casi al frente de la embajada de Costa Rica en Madrid. “España decidió jugar su papel en el proceso con propuestas intermedias, para por lo menos evitar la ruptura de negociaciones”, confirmó ayer por la tarde aquí el canciller de Costa Rica, René Castro, tras reunirse con su homólogo español, Miguel Ángel Moratinos. Para Castro, esa sería la tabla de salvación para el proceso que ambos bloques comenzaron desde hace cuatro años, con el especial interés de España, que en la UE asume el papel de promotor principal de las relaciones con América Latina. “Las conversaciones directamente con el equipo de la UE van muy lento”, reconoció Castro, consciente de que el reloj avanza y reduce la posibilidad de firmar en la Cumbre el Acuerdo de Asociación, que tiene un pilar comercial muy atractivo para el Istmo. Mientras Castro informaba sobre el impulso adicional español, en el gran salón del edificio gris del Ministerio estaban los negociadores patinando sobre los mismos temas y preparados para terminar en las horas altas de la noche. “Es la negociación más difícil y lenta que hemos tenido. La UE es muy compleja”, dijo el jefe del equipo negociador tico, Roberto Echandi, a las 6 p. m. de España, mientras en Costa Rica la presidenta, Laura Chinchilla, preparaba maletas para viajar hoy a Madrid. La cuota de productos lácteos que los europeos pretenden incluir sin aranceles en Centroamérica sigue siendo el principal obstáculo en la negociación, pese a que hay quienes lo consideran “risible”, como dijo esta semana el ex presidente del Gobierno de España, José María Aznar. “Esta cláusula vale $4 millones anuales, una cifra que significa nada para los parámetros europeos”, expresó. Al renglón de los lácteos se suman otros temas aún pendientes, advirtió Echandi. Centroamérica insiste en exportar banano al mercado europeo (de 500 millones de habitantes) en condiciones aún mejores que las establecidas hace pocos meses por la Organización Mundial del Comercio (OMC). También sigue abierto el rubro de las denominaciones de origen de los productos (exclusividad de usar nombre del producto por referencias geográficas), las cuales el Istmo rechaza pues dice que violan normas de la OMC. Representantes del sector privado guatemalteco también mencionaron desencuentros en relación con la cuota de productos textiles que la UE aceptaría por año, un sector sensible para hondureños y salvadoreños. El viernes Centroamérica sí logró la aceptación europea para exportar carne (9.500 toneladas por año) y arroz, con 20.000 toneladas en lugar de las 15.000 iniciales.

Descarga la aplicación

en google play en google play