Escúchenos en línea

Autoridades salvadoreñas conceden fase de confianza a 338 reos

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 23 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Un total de 338 reos salvadoreños recibieron la oportunidad de pasar a fase de confianza como parte del proceso de rehabilitación y reinserción en la vida del país. El jefe de Comunicaciones de la Dirección General de Centros Penales, Alberto Uribe, dijo a Acan-Efe que el grupo, que goza desde el viernes del privilegio, es el mayor que se registra luego de la entrada en vigor de la Ley Penitenciaria en 1997. Agregó que la medida concede a los reos salir de los penales durante un día todos los fines de semana para visitar a sus familiares y optar a una serie de programas productivos y de rehabilitación al interior de las cárceles. Los reos beneficiados podrán este sábado o mañana permanecer con sus familiares por primera vez en muchos años, indicó la fuente. Sostuvo que con este nuevo grupo el total de reos que gozan de la fase de confianza llega a 639. Uribe afirmó que desde que en los últimos años sólo seis de los reos en fase de confianza han optado por escapar, de los cuales 2 fueron recapturados, otros dos fueron encontrados muertos por diferentes circunstancias y los otros se encuentra prófugos. Destacó que el sistema penitenciario "le apuesta a la rehabilitación" y que el programa ha demostrado se "exitoso". Según las autoridades, la Ley autoriza a los denominados Consejos Criminológicos realizar evaluaciones exhaustivas de los reos para poder otorgarles el beneficio. La fuente destacó que luego de la fase de confianza los reos pueden ser recomendados para que un Juez de vigilancia penitenciaria pueda pasarlos a la "fase de semi libertad" que permite a los internos salir diariamente de las cárceles durante el día para realizar actividades productivas y ayudar a sus familias. Cifras oficiales indican que un total de 14.381 personas guardan prisión en los 19 cárceles que funcionan en el país, cuando estos sólo tienen capacidad para albergar a 7.000. Durante 2006 las autoridades realizaron diversos decomisos de drogas, armas y teléfonos móviles en las diferentes cárceles. Según el Gobierno, los teléfonos son usados por los reos para planear y dirigir asesinatos, robos y extorsiones por lo que este año se hicieron reformas para penalizar a los reos que se les encuentren estos aparatos o a los familiares que intenten ingresarlos.

Descarga la aplicación

en google play en google play